29 dic. 2010

Inscripción en el circuito 2011

¡ATENCIÓN AMIGOS! El plazo para inscribirse en el circuito acaba el 15 de enero. No hagáis el mamón y matricularos cuanto antes. Quique ya lo ha hecho. Además, este año podemos ganar un jamón de Jamones Arroyo.

21 dic. 2010

LUISITO en TVE

Quién nos lo iba a decir... tantos años tratando de que fuera por el buen camino, que estudiara, que se hiciera un hombre de provecho, que dejara el DUCADOS... y, por fin, después de tanto esfuerzo de sus padres, de sus amigos, de Hans (q.e.p.d.), se le presenta la oportunidad, la aprovecha y salta a la fama.
¡HA SALIDO EN LA TELE!
Como lo oís (digo, leéis). 
Luisito sale en la tele, en la 1 de TVE. Ahí es nada...
Si quieres verlo pincha en este enlace y no te pierdas el segundo 25 del video

16 dic. 2010

Memorial Galo Sánchez Bermejo DAIMIEL

Esta vez no corríamos por el campo, pero casi... De hecho, corríamos por Daimiel (sí, el pueblo de Lola, la del Alto, aunque no lo quiera reconocer...) y Daimiel, como casi todo, está en mitad del campo.
No obstante, el campo estaba asfaltado, adoquinado o, en su defecto, acerado.
Eran las once y media de la mañana de un día de niebla con una temperatura ideal para correr, con frío, pero sin viento.
Allí estábamos los cuatro lebreles dispuestos a echar el higadillo si hiciera falta. Curiosamente Luis, Jordi y yo íbamos de negro (como dicen que hace más delgado...) David (sí, el Tori) iba más colorido, como es habitual en él (ya sabéis que suele ir como Nadal: que lleva zapatillas amarillas, la camiseta tiene un detalle de tal color; que lleva un gorro azul, los calzones tienen la marca en ese mismo tono... es lo que tiene ser metro-sexual-rústico-deportivo...)
Barreda (el político amigo de nuestro amigo) pega un tiro al aire (creemos) y empieza la carrera. Nosotros desde casi el final del pelotón, como casi siempre. Resulta más agradable ir pasando a gente, que ver como te pasan fulanos que corren como si llevaran piedras en los alpargates y, a pesar de ello, corren más que tú.
Primer kilómetro: Ritmo de 5:15 min/km.: Jordi y yo nos encontrábamos fuertes.Nos despegamos del otro par de dos.
Segundo kilómetro: ¡coño, lo hemos hecho a 4:36 min,/km.! Jordi, o aflojamos o petamos, le dije. No hizo falta repetirlo. Un flato de cojones le puso la cara como la cera. Aflojamos...
Tercer a séptimo kilómetro: mantenemos el ritmo en algo menos de cinco minutos el kilómetro. Jordi sigue con su flato. Vemos en las vueltas del polígono que Tori va bastante bien y que Luis, un poco por detrás, tiene la misma cara que si se fuera a comer una pita de domingo por la noche (se nota que no tiene que esforzarse mucho para hacerlo). Al llegar al km 7 Jordi me dice "sigue tu si eso que ahora voy yo ya..." y yo le digo "no hombre, si no...". Antes de terminar la frase ya me había ido. Tenía que sacarme la espinita de mi abandono el otro día en la media de Miguelturra.
Al final, entraba a los cuarenta y nueve minutos en meta, después Tori y, justo detrás, Jordi a los cincuenta minutillos largos. Luis a los tres minutejos. Recogimos bolsa del corredor (yogurt líquido, mandarinas, donuts de chocolate, revista, zapatillero, orejeras...) estirar y la ducha calentita reparadora.
¡Otra carrerita para la buchaca!

PD: Por cierto, quizá LUIS debería contar lo de las PEZONERAS...

6 dic. 2010

06/12/2010 La Constitución desde Peralvillo

Conmemorándose hoy la promulgación de nuestra Constitución, he dicho: ¡voy a celebrarlo!
¿Cómo? corriendo un ratito.
Eran las 10:30 horas y la temperatura ha subido bastante desde ayer. Cuando he pasado la ruta del GPS marca 16º.
Me he ido a Peralvillo, he dejado el coche en el Campestre y he empezado a correr. Al cruzar el puente he girado a la derecha. Nunca había ido por allí, pero ha merecido la pena.
Al principio hay un "conjunto lagunar" con un mirador para ver -según reza allí mismo- patos, garzas e incluso nutrias...
Sigo por un camino muy bien conservado (aunque hoy tenía charcos por las últimas lluvias) que discurre al margen del río Banuelos, apartándose un poco como consecuencia de unas explotaciones ganaderas con sus vacas y demás.
A los dos kilómetros y medio, veo un eucalipto (al parecer centenario) de donde salieron en un momento unas doce o catorce cigüeñas. Es una zona preciosa, muy apropiada para llegar desde Peralvillo dando un paseito incluso con niños y con cochecitos si hiciera falta. Además hay un "descansadero" con sus mesas y sus bancos.

Desde ese momento empieza una pequeña ascensión, tras la que hay un sube y baja que hace que en algún momento (subiendo, claro) se te quede cara de cordero degollao
Por lo visto, si sigues un camino que sale a la derecha, llegas a Fernán Caballero, si sigues a la izquierda, al pantano del Vicario y si quieres, puedes llegar hasta el pantano de Gasset.
Habrá que probar...
En un momento se ha encapotado el cielo, amenazando lluvia, así que... vuelta a casa sobre mis propios pasos.

No obstante, aunque sólo hagas 9 km entre ida y vuelta como he hecho yo hoy, puedes ver paisajes curiosos.
A ver si la próxima vez os animáis y vuelvo acompañado.

04/12/2010 Desde la Poblachuela campo a través

Pasaban unos veinte minutos de las once de la mañana del sábado.
Salíamos de "El Jaral" dirección Poblete por los caminos de la Poblachuela.
El reloj marcaba 7 grados centígrados, sol y viento suave.
Empezamos a correr hasta llegar a un camino que subía directamente a los montecillos que hay justo antes de llegar a Poblete

Luis, un hombre que para no ser gris en las carreras, siempre viste de negro
Ascensión sufiente para calentar las piernas y dejarnos los cuádriceps duros como cantos.

A pesar de todo, nos dio tiempo a hacer tontunas varias como las que siguen


Al final de la subidita, bajada rápida campo a través, hasta que llegamos a la zona llana que, con las últimas lluvias, estaba encharcarda, lo que hizo que nos pusiéramos como un cromo. Llevábamos barro... para regalar.

27/11/2010 Carrerita por el Boquerón del Estena

Acabábamos de comer y, casi con el bocado en la boca, aprovechando que los cachorros estaban durmiento y las madres con un ojo abierto y otro cerrado (ellas nunca duermen, vigilan) nos calzamos las zapas traileras, cogimos el coche y en diez minutos estábamos empezando a trotar donde comienza la ruta del Boquerón del Estena, en pleno parque de Cabañeros.
No se sabe si Luis está en mitad de una carrera o
descansando entre fundamento jurídico y fundamento jurídico de una sentencia

Temperatura inmejorable y sin viento.
Luis estrenaba zapas (unas asics de color negro y verde fosforito que nos encantaron) lo que nos permitió bromear durante nuestros primeros minutos de trote cochinero.
Cruzamos un arroyo por un puente de madera y la ruta comenzaba a discurrir por donde lo hace el río Estena , ofreciéndonos parajes dignos de ver, como os enseñamos en estas fotos.

Lástima que la ruta no sea circular, cuando sólo llevábamos tres kilómetros, nos encontramos con una jodida valla. Vaya por Dios! y la valla pasaba por encima de lo que parecía ser un río o riachuelo. ¡Qué cabrones!- dijimos Jordi y yo. Luis no. Él suele pensar antes de hablar (claro que cuando no lo hace... bueno, qué os voy a contar...)
Así que vuelta sobre nuestros propios pasos

Todo igual de bonito, pero al revés. Casi al final del recorrido se nos ocurrió subir a una ermita que se encuentra a unos 100 de metros de altura desde el camino, los cuales se cubren en unos 600 metros de camino ascendente. Vamos, una barbaridad para quien pesa casi 100 kilates como el menda. Luis y yo subimos una parte (la menor) corriendo y otra (la mayor) andando a buen ritmo. Jordi, que está hecho un torito, se merendó toda la ascensión corriendo sin decir esta boca es mía.
Lo bueno es que desde arriba hay unas vistas impresionantes

En fin, algo más de siete kilómetros preciosos por donde da gusto correr.
Si queréis saber algo más de esta ruta, podéis pinchar aquí: Ruta del Boquerón del Estena
Me acordé mucho de Carloja y de Antonio (Carlos hubiera dicho que había muchas piedras para su gusto)
¡Otra vez será!

7 nov. 2010

Carrerita por el parque forestal "La Atalaya"

Eran más o menos las nueve y media de la mañana y mi cara de "empanao" delataba mi noche toledana como consecuencia de la vomitona de Paula a las cinco de la madrugada (cambiar a la niña, cambiar sábanas, fregar suelo...). Luis, sin embargo, tenía cara de recién duchado, peinaico p'atrás y sin el menor rastro de cansancio (De hecho, casi no se le notaban las patas de gallo)


Empezamos a correr en bajada, desde el kiosko de la Terraza de Hierbabuena (la mejor terraza de verano de Ciudad Real, todo hay que decirlo) hasta la zona Suroeste del parque, para rodearlo por donde se extiende una de las rutas de senderismo señaladas en el croquis-panel del aparcamiento. La verdad es que el campo estaba precioso. Casi todo en bajada y llano hasta que el camino nos lleva, tras una ascensión "durilla" a la curva anterior al repetidor, subimos hasta éste y de nuevo bajada por la cincunvalación, hasta llegar nuevamente a la misma curva para girar a la izquierda y seguir corriendo por el límite de La Atalaya por su parte Este. Dejo imagen en Google para que podáis verlo. Y alguna foto para  envidia del personal.

corriendoporelcampo en acción

















Pues eso.