16 dic. 2010

Memorial Galo Sánchez Bermejo DAIMIEL

Esta vez no corríamos por el campo, pero casi... De hecho, corríamos por Daimiel (sí, el pueblo de Lola, la del Alto, aunque no lo quiera reconocer...) y Daimiel, como casi todo, está en mitad del campo.
No obstante, el campo estaba asfaltado, adoquinado o, en su defecto, acerado.
Eran las once y media de la mañana de un día de niebla con una temperatura ideal para correr, con frío, pero sin viento.
Allí estábamos los cuatro lebreles dispuestos a echar el higadillo si hiciera falta. Curiosamente Luis, Jordi y yo íbamos de negro (como dicen que hace más delgado...) David (sí, el Tori) iba más colorido, como es habitual en él (ya sabéis que suele ir como Nadal: que lleva zapatillas amarillas, la camiseta tiene un detalle de tal color; que lleva un gorro azul, los calzones tienen la marca en ese mismo tono... es lo que tiene ser metro-sexual-rústico-deportivo...)
Barreda (el político amigo de nuestro amigo) pega un tiro al aire (creemos) y empieza la carrera. Nosotros desde casi el final del pelotón, como casi siempre. Resulta más agradable ir pasando a gente, que ver como te pasan fulanos que corren como si llevaran piedras en los alpargates y, a pesar de ello, corren más que tú.
Primer kilómetro: Ritmo de 5:15 min/km.: Jordi y yo nos encontrábamos fuertes.Nos despegamos del otro par de dos.
Segundo kilómetro: ¡coño, lo hemos hecho a 4:36 min,/km.! Jordi, o aflojamos o petamos, le dije. No hizo falta repetirlo. Un flato de cojones le puso la cara como la cera. Aflojamos...
Tercer a séptimo kilómetro: mantenemos el ritmo en algo menos de cinco minutos el kilómetro. Jordi sigue con su flato. Vemos en las vueltas del polígono que Tori va bastante bien y que Luis, un poco por detrás, tiene la misma cara que si se fuera a comer una pita de domingo por la noche (se nota que no tiene que esforzarse mucho para hacerlo). Al llegar al km 7 Jordi me dice "sigue tu si eso que ahora voy yo ya..." y yo le digo "no hombre, si no...". Antes de terminar la frase ya me había ido. Tenía que sacarme la espinita de mi abandono el otro día en la media de Miguelturra.
Al final, entraba a los cuarenta y nueve minutos en meta, después Tori y, justo detrás, Jordi a los cincuenta minutillos largos. Luis a los tres minutejos. Recogimos bolsa del corredor (yogurt líquido, mandarinas, donuts de chocolate, revista, zapatillero, orejeras...) estirar y la ducha calentita reparadora.
¡Otra carrerita para la buchaca!

PD: Por cierto, quizá LUIS debería contar lo de las PEZONERAS...

4 comentarios:

Quique, Jorge y Luis dijo...

Pues prefiero no decir nada, que yo para mis pezones soy muy mío. Llamadme raro si queréis. ¿Y cuándo quedamos para correr?

Quique, Jorge y Luis dijo...

Será por las pezoneras o por lo que sea, pero ¿a quién sacaron en el telediario? Yo no me dopo, ¿qué pasa?
http://www.rtve.es/mediateca/videos/20101212/fervor-popular-hacia-atletismo/961582.shtml

Antonio dijo...

Que morbo tanto pezón...estais todos estupendos (aunque en las fotos no lo parezca...para nada)

Anónimo dijo...

Con lo de rústico-deportivo del Tori estoy de acuerdo, pero tengo serias dudas de lo de metro-sexual...vosotros que opináis ???