17 ago. 2011

XI Carrera Urbana Villa de Corral


La sombra de la foto no es casualidad.
Es un recurso artístico para ocultar ciertos antiestéticos pliegues de la zona abdominal. No sabemos por qué siempre nos venden camisetas deformadas...
 Nuestro C.D.E. CorriendoporelCampo participó en la "XI Carrera Urbana Villa de Corral" a través de los tres miembros (con perdón) que podéis ver en la foto.
La temperatura era agradable... para estar a cubierto y con aire acondicionado. Sin embargo, en la calle hacía un calor de no te menees (aunque menos que en años anteriores). Menos mal que la organización -excelente en todos los sentidos- alivió el calor reinante en esta carrera de 10.000 metros mediante duchas en el recorrido, puestos de agua en abundancia y mucho ánimo. Además, los paisanos del pueblo nos regalaron muchas palmas, vítores y chascarrillos varios muy ocurrentes que nos animaban a seguir. Algunos tuvieron la feliz idea de obsequiarnos, además, con algún que otro remojón gracias a mangueras que sacaban de sus propias casas. ¡¡¡Unos fenómenos!!!.
En lo deportivo nada que destacar de la actuación del CDE CorriendoporelCampo, salvo que nuestras marcas fueron, como viene siendo habitual, desastrosas.
Por eso contaremos lo verdaderamente importante...
Empezamos a calentar a nuestro ritmo hasta que vimos a unos tipos con unos atuendos muy de nuestro gusto (verdes, exactamente iguales que el verde de nuestro escudo, el de la hierba fresca del campo por donde nos gusta correr) con la leyenda (o el letrero, que dirán algunos) de "TUERCELINDES, AC". "¡Coño, los del Tuercelindes!" - dijimos. Nos acercamos, nos identificamos (nosotros aún no tenemos equipación, aunque sí mucho "don de gentes") y les conocimos. Tal y como habíamos supuesto, son unos tipos muy majos a los que se les nota que son, sin esforzarse, gente sana, agradable y divertida. En lo deportivo, no podemos decir nada de ellos porque ni los vimos correr (por la ventaja que nos sacaban), ni los vimos entrar (por el mismo motivo). No obstante, dejamos constancia del encuentro y del compromiso de ambos clubes de tener una próxima jornada de hermanamiento en la que, con la excusa de correr, nos atiborraremos de cerveza y raciones de las que se pegan al riñón. Desde aquí aprovechamos para avisar del citado encuentro a las autoridades sanitarias, por si acaso...
Resulta premonitoria la actividad desarrollada por el furgón que sirvió de fondo a la instantánea
También resultó destacable la participación (fuera de concurso) de los integrantes más jóvenes de nuestro club.


Y, por último, y no por ello menos importante, no podemos olvidar la abundante ingesta de sandía fresquita tras la llegada a meta, la no menos abundante hidratación a base de cerveza y la recuperación que nos procuraron varias rebanadas de pan frito con miel, todo ello por cortesía de la magnífica organización de la carrera.
Ducha fresquita y, posteriormente, cena en el merendero de la piscina (al ladito de la duchas del pabellón cubierto) en compañía de Tomás, Lolita (corredora de gran proyección) y sus hijos, Alberto e Isabel, con los que seguro volveremos a coincidir en más de un evento lúdico-deportivo de éstos...
En resumen, una tarde-noche muy agradable para cerrar el mes de julio y entregarnos, como sólo nosotros sabemos hacer, a los placeres de una vacaciones bien merecidas.

4 comentarios:

STEPHEN HAWORTH dijo...

Es una incongruencia que "Corriendo por el campo" compita en una carrera urbana.

CorriendoporelCampo dijo...

Así somos nosotros: absolutamente incongruentes!.
Quique

Kike dijo...

En realidad estuvimos corriendo en el Campo de Calatrava...

Anónimo dijo...

Esos niños no pueden ser mas guapos,que caritas de felicidad.Me los como!!!!
Carmen