18 jul. 2012

Imperdibles para la mochila

Imperdible wikipédico

Aunque esta entrada se ha etiquetado como [Manualidades CxC], no requiere "hacer" nada, sino simplemente utilizar cosas que, en principio, no se hicieron para el uso que le vamos a dar.

En este caso, nuestros queridos amigos serán los IMPERDIBLES. 

Podría hacer un guiño a mi amiga Gema, diciendo que son los descendientes de las fíbulas (de las romanas, que son las que le gustan a ella), pero sería mucho arroz para tan poco blog... Así que, usaremos simples imperdibles, esos mismos que utilizamos para sujetar el dorsal a la camiseta.

Y los usaremos en mochilas de hidratación (aunque sirven en cualquier tipo de mochila). Ahora veremos para qué.

En concreto, a mí me han solventado un problemilla que tenía con la SALOMON XA 10+3.

Mochila sometida al tunning CxC

Lo que me pasaba era, simplemente, que se me desajustaba. Las correas de los hombros se me aflojaban y tenía que estar tirando de ellas para ajustarlas cada dos por tres. Y si se afloja va dando tumbos arriba y abajo, incluso lateralmente. La solución: simplemente poner unos imperdibles para que hagan de tope y la cinta no pase del sitio donde está el imperdible. Así de fácil, sencillo y barato.

Y como una imagen vale más que mil palabras, ahí van tres mil palabras en fotos.

Buscad un imperdible acorde al tamaño de la correa
para que no se cuele por la hebilla o pasador
De ahí no pasará
Por detrás (lo que está en contacto con nosotros) casi ni se ve.
Es imposible que nos moleste. 
Y ya que estaba, le puse otros en las guías que sirven para que suban y bajen las piezas que sujetan la cinta del pecho que une las dos correas de los hombros, lo que sirve para regular la altura de ese cierre del pecho. Si se me sube mucho, las correas se separan y me meten por debajo de los brazos, clavándose en la llamada sobaquera. El sistema es el mismo: El imperdible sirve de tope para que la cinta no suba. Simplemente hay que tener cuidado para que no sobresalga por detrás. De lo contrario sería peor el remedio que la enfermedad.

La cinta del pecho no puede subir porque se lo impide el imperdible
Por detrás casi no se ve.
Está entre la pieza que sirve de guía y la propia hombrera.
El resultado en general es discreto, además de muy satisfactorio. La mochila no se desajusta en absoluto.

Como no te fijes bien, no ves los dos imperdibles
Y después de todo esto, pensaréis: ¡MENUDA GILIPOLLEZ! Y quizá tendríais razón si no fuera porque la cosa es importante cuando corres en largo. No es lo mismo correr una hora por el campo con la mochila en cuestión que hacerlo durante once horas seguidas. Hay cosas de las que no te enteras hasta que no te da 75.000 veces en el mismo sitio. Pongamos que en 60 kilómetros corriendo-trotando-caminando por el campo puedes dar unos 75.000 pasos y cada pasito es un movimiento, un golpecito, un roce; tanto que si la mochila en cuestión va más baja de la cuenta y te llega a golpear en la cintura del pantalón todas esas veces, al final, consigue clavarte las costuras en la piel. ¿Qué no? Ahí tenéis mi cintura (sí, justo por encima del culo) después de los 60 kilómetros del Trail de Peñalara. Sí, la versión "lila" del evento. Imaginaos que hubiera hecho la de 110 kilómetros...

y esto escuece...

11 comentarios:

Marisol dijo...

Ay mi MacGyver!

Kike dijo...

Que si no tienes un imperdible también puedes hacer un nudo!! Estos de CxC son de un exquisito... jejeje

Daniel dijo...

Mi enhorabuena al Dpto.de I+D de CxC por el invento. Creo que las nuevas Salomon ya las sacan con imperdibles.
Sds.

KbraloK dijo...

Hola Quique, buena idea. la de ñapas que tenemos que hacer... jajaja

Commedia dijo...

Pero qué apañaos sois :D

CorriendoporelCampo dijo...

Ay! Mi Sra. McGiver!

CorriendoporelCampo dijo...

Kike, ante todo precisión! Y un poquito de glamour...

CorriendoporelCampo dijo...

Gracias, Daniel! Tiempo al tiempo...

CorriendoporelCampo dijo...

Raúl, Estudia más un hambriento que cien abogados!
Fdo: Quique (el abogado)

CorriendoporelCampo dijo...

Eduardo, como dicen en Andalucía, más que un jarrillo de lata. No nos queda otra que el ingenio... Con la que está cayendo...

spanjaard dijo...

Impresindible entrada. Echo en falta unos imperdibles que claven la mochila directamente al lomo. Las Salomo Empalator las lleva.