27 oct. 2014

¡Sierra de Malagón, qué hermosa eres!


Estamos en temporada de caza y lo de correr por el campo en estas fechas resulta, en ocasiones, peligroso. No pienso entrar en la polémica sobre "caza sí", "caza no", al menos en este post. Quizá lo hagamos en otro...

En cualquier caso, este fin de semana había que compatibilizar nuestra pasión con otras cosillas. Una de ellas, la caza; La otra y más importante, la juerga. Algunos de nosotros habíamos pensado salir de lío el sábado por la noche con contrarias y contrarios, algo realmente difícil teniendo en cuenta churumbeles y obligaciones familiares. Así que, como lo hacemos pocas veces, habría que darlo todo y sería complicado levantarse temprano el domingo.

Puestos de común acuerdo (como cuando se trata de delinquir) correríamos por un lugar que estuviera relativamente cercano, que no reuniera condiciones muy favorables para la caza y que, además, fuera bonito y duro (con perdón) para tratar de agradar a Marian, una invitada de excepción, del Club Tierra Trágame, una máquina en lo de correr por el monte, de las que se suben un día sí y otro también al podium, ya sea en la Copa y Campeonato de Madrid o en el Medio Desafío Cantabria, por poner ejemplos recientes de los últimos 40 días.

Además, habría que volver temprano para poder acudir a las 11:00 a la presentación del Centro de Valoración del Rendimiento Deportivo TPS (Training Performance Studio), al que nos había invitado nuestro amigo PEDRO ANTONIO FUENTES, otro fenómeno del trail que tan pronto gana la GREDOS INFINITE RUN -120 KM, como preparar la subida al Everest sin oxígeno.  

Sin duda, era hora de volver a nuestra queridísima SIERRA DE MALAGÓN.

El sábado a las 6:45 de la mañana me rocogía Luis, para después pasar a por Ramón y Marian.

Cuando llegamos era de noche. Frontales y algo de abrigo para esos primeros momentos de fresco nada más bajar del coche y... !A correr! La ascensión comienza inmediatamente y el calor aflora a los cinco minutos de empezar. Ramón y yo vamos delante tratando de salirnos de la llamada "zona de confort" para tratar de mejorar en las subidas. Marian y Luis van detrás a poca distancia. Marian no deja que Luis se relaje ni un momento. Pronto estamos arriba, en la cruz que hay al llegar al primer collado. El cerro de San Pantaleón está a nuestra derecha. Como el sol aún no ha salido, todavía no podemos apreciar el complejo lagunar que hay frente a nosotros, al norte. Seguimos subiendo y la luz comienza a aparecer a nuestras espaldas. La temperatura es perfecta y comenzamos a disfrutar de un paisaje espectacular, con la hierba que empieza a crecer y a teñir de verde toda la zona. Pronto estaremos en el vértice geodésico de la Plaza de los Moros. Desde allí nos hacemos fotos. Marian y Ramón hacen un "planking" y Luis y yo... no.






Miramos hacia el sol y pensamos que somos una privilegiados por poder estar allí, disfrutando de lo que tanto nos gusta.




Pero hay que seguir corriendo hasta llegar al cerro Amarillo, otro de los lugares altos de la sierra que te obligan a trepar para crestear todo lo posible. Nos encanta hacer el cabra.


La sierra de Malagón permite realizar muy buenos entrenos para preparar casi cualquier carrera de trail (por no decir todas). Combina terreno en ascenso y descenso corrible, con tramos muy técnicos en los que no puedes despistarte ni un segundo. Además, obliga a trabajar la fuerza tanto en excéntrico como en concéntrico al tener que subir y bajar grandes bloques de piedra que no pueden correrse, sino treparse y destreparse. Si tienes tiempo y ganas, puedes llegar a la localidad de El Cristo del Espíritu Santo, con lo que complementas la ruta con "toboganes" que te permiten acumular desnivel y correr durante todo el tiempo para, al final, decidir si bajas por la pista dándole caña o, si lo prefieres, trabajar la técnica por una pedriza preciosa disfrutando del paisaje, el silencio y la soledad.

En definitiva un entorno privilegiado al alcance de la mano. ¡Y gratis!

Pero esta vez no nos daba tiempo a tanto. Llegamos al puerto de los Franceses (por donde pasa el gasoducto Madrid - Sevilla) y paramos a reponer fuerzas. Probamos los melocotones tiernos de Mercadona, unos melocotones parcialmente deshidratados y sin hueso que están riquísimos, dulces, pero con un toque ácido que resultan geniales para cambiar de sabor en un ultra. Un buen trago de agua. Otro vistazo al paisaje, otra mención más a lo bonito que está el campo, lo bien que lo estábamos pasando y vuelta por el mismo camino.

Sin embargo, en la sierra de Malagón, una vez que abandonas la senda que sube al collado del cerro de San Pantaleón, el camino nunca es igual. No hay un itinerario claro. Por eso, la "vuelta", aunque sea en la misma dirección pero en sentido contrario, nunca es igual. Siempre descubres un rincón nuevo. 

Así que, a correr, a trotar, a andar, a trepar, a destrepar y, finalmente, a bajar como motos corriendo hasta donde habíamos dejado el coche. 



Nos quitamos la ropa mojada, nos aseamos como pudimos con unas toallitas húmedas y nos cambiamos para acudir, como si tal cosa, a la presentación del Centro de Valoración del Rendimiento Deportivo TPS (Training Performance Studio), en el hotel CUMBRIA de Ciudad Real. 


Allí nos encontramos con nuestro amigo Pedro Antonio, quien nos había invitado, con Marcial (de los Fondistas de Miguelturra), con Ricardo (de los Trijotes) y con otros deportistas que acudieron a la presentación.

TPS ofrece servicios de valoración del rendimiento y la condición física, así como de individualización del entrenamiento y seguimiento personal del mismo para alcanzar todos los niveles y objetivos, incluyendo ciertos PACKS dependiendo del deporte o disciplina, como por ejemplo el de ULTRATRAIL.

Creemos que es el primer centro en la capital que ofrece estos servicios. Parecen profesionales y con precios contenidos. Nos proyectaron un vídeo en el que aparecía el bueno de Pedro Antonio, así como un triatleta, una jugadora de balonmano y una mujer que, simplemente, quería practicar deporte y aumentar su capacidad física y su salud. Por si fuera poco, las imágenes con Pedro y sobre el ultratrail están rodadas en la sierra de Malagón, algo que nos hizo sonreír y mirarnos unos a otros pensando "hace un rato estábamos ahí". El video es bonito. Os lo colgamos aquí para que le echéis un vistazo y para que, si queréis, tengáis información de sus servicios.

video

Si preferís verlo en HD, pinchad AQUÍ.

Finalmente, nos ofrecieron un aperitivo en el que los CxC demostramos que no todo es deporte y salud, dando buena cuenta del vinito y de los canapés y saliendo de allí más contentos incluso de lo que entramos.

 ¡Hasta otra, amigos!

2 comentarios:

santipalillo dijo...

Ando pelín despistado con la ubicación de la sierra de Malagón, ¿es la de Guadarrama o se trata de otra?

Texto y fotos sobresalientes.

Esa tengo que hacerla algún día, a ver si los Paquetes se animan.

Mario dijo...

El tema de hacer viajes es algo interesante y por eso me interesa tener la posibilidad de poder viajar a distintas ciudades del país. Como trato de hacerlo al mejor precio me gustaría poder conseguir con LanPass la chance de llegar a distintos sitios.