14 mar. 2016

CORRETRAIL 2016


Parte de los CxC participantes en la Corretrail (foto: Iván Palero)
Cuando un CxC participa activamente en la organización de una carrera, el resto de miembros (con perdón) se toma esa carrera como si se tratara de su propio buche: ¿Quién mejor que tú va a cuidar a la criatura? 

En este caso, el "Carnicero de Cabecera" de CxC, el amigo JAN, junto con el Ayuntamiento de Corral de Calatrava y un grupo de colaboradores, han venido organizando cada una de la tres ediciones de la CORRETRAIL, una carrera que comienza y termina en el municipio de Corral de Calatrava, un pueblo manchego que, contando con unos 1150 habitantes, en el día de ayer casi duplicó su población, multiplicando por muchos enteros su ambiente y su alegría.

Se trata de la primera prueba del año perteneciente al circuito TRAIL SERIES CIUDAD REAL. Dos carreras de TRAIL: una de 16 km para los que se están iniciando y quieren probar qué significa correr por el campo, por sendas, entre jaras, encinas y pedregales; y otra de 27 km para los que no temen a las distancias, los desniveles, ni perderse campo a través por el monte corraleño. Para dar gusto a todos, también se organiza una ruta senderista de 12 km para disfrutar del campo con tranquilidad a través de un bonito paseo por los alrededores del pueblo, haciendo coincidir la ruta (pero en sentido contrario) con parte del recorrido de las carreras, lo que permite que unos animen a los otros para disfrute de todos. 

Así que, siendo JAN un CxC, los CxC han estado presentes en todo lo que han podido para mayor gloria de la CORRETRAIL, del pueblo y del propio JAN. 

Le hemos acompañado corriendo por el campo para "descubrir" el recorrido, para probar si el mismo era bonito, si era mejorable, si era una barbaridad o si era mejor por allí que por aquí para que todos disfrutaran y se evitaran (en la medida de lo posible) batacazos, peligros y sucesos publicables. Varios han sido los días que hemos pateado aquellos campos en compañía de los organizadores, de Manolo Acosta, de Vicente, de Antonio... pasando, siempre que vamos, buenos momentos entre risas y amigos. Prueba de ello, nuestras canillas arañadas por la jara, los chaparros y resto de vegetación del entorno. ¡Menudo escozor en la ducha cuando cae el agua caliente sobre las heridas recientes!

También hemos tenido que comentar la jugada (bueno, el recorrido, la marcha, el sentido) en varias ocasiones tras el trabajo de campo. Y así, hemos tenido que sacrificarnos, tomando los botellines que nos dijeron en casa de JAN, en el Mesón, en El Parque y hasta en una matanza (de cerdo, claro) que hacía en su casa un Sr. Concejal, sitio al que nos colamos para degustar unas cervezas al aroma del bodrio y las especias, mientras amasaban para hacer chorizos, patatera (y no sigo, que me entra hambre).

Además, hemos echado una mano en la cosa de la señalización, balizando parte del recorrido para que nadie se perdiese y, por si eso no fuera suficiente, hemos tenido el honor de ser los "escobas" de las dos carreras (Quique y Toribio en la corta; Jorge y Pepe en la larga) ¡Qué bien se pasa de "escoba"! ¡Cuánto se disfruta ayudando a los que llevan menor ritmo, a los que más esfuerzo necesitan para terminar! ¡Qué gusto da ayudar a los corredores en una carrera!

También hemos aportado senderistas (Marisol, Charo, Fani, Susana y Paco) y hemos tratado de meter el "veneno" del campo y la naturaleza a nuestros herederos más valientes (Alonso) apuntándolos también al senderismo. A los más pequeños (Miguel, Celia, Claudia, Constança, Carmen, Martina y Paula) los hemos llevado a la ludoteca que también "corría" por parte de la organización (y es que aquí piensan en todo, en todos y todas)  para que su padres corrieran, trotaran o se deslomaran por el campo.

Y ¡cómo no! hemos corrido y hasta hemos subido al podium. Carmen y Mónica han demostrado una vez más que no hay carrera que se les resista. ¡Y se ha estrenado, por fin, Carloja! Su primera trail, que hizo con la gorra, en un buen tiempo y con magníficas sensaciones. Igual que Maribel, la contraria de Guti. ¡Qué caritas de felicicidad llevaban los dos cuando entraron bajo el arco de meta "en amor y compaña"! También disfrutaron de la carrera larga Pelu y Tocino, acompañados por nuestros CxC madrileños, Tomás, Manu y Anne, que vinieron para no perderse la juerga. Y hasta el pillo de Miguel (nuestro hipster de pacotilla) pilló trofeo, alzándose con el tercer puesto de veteranos en la carrera corta. Y por si éramos pocos, también nos acompañaron otros amigos de CxC (Isabel, Charo, Celia...)

Miguel, recibiendo el trofeo como 3º Veterano de manos de Miguel Acosta
Al final, hasta estuvimos ayudando a dar premios y trofeos. Valemos lo mismo "pa un roto que pa un descosío".

No hablaré aquí del pan y los choricillos fritos que había al llegar a meta, ni de la comida que sirvió de fin de fiesta, del arroz con tomate y huevos fritos, de la pasta, la cerveza a mansalva, del embutido y hasta de los pasteles de chocolate rellenos de crema. 

Y, aún así, hay alguno (y lo digo en singular) que dijo en las redes sociales que era muy alto el precio (16€) para lo poco que se dió a los corredores. Estas carreras no son solo los 27.000 metros de "la larga", los 16.000 de "la corta" o los 12.000 de "la senderista" (con sus seguros de accidentes y responsabilidad civil, sus avituallamientos, sus permisos correspondientes, sus balizas, señalización, voluntarios...). Ni siquiera una mochila del corredor con camiseta, manguitos y calcetines. 

Son muchas cosas más. Es poder pasar con amigos un día en la naturaleza, poder compartir risas, anecdotas y una misma pasión. Es poder llevar a tus hijos al pueblo donde sus padres van a hacer una carrera, dejándolos con la tranquilidad que dan unos monitores especializados y la cobertura de un seguro para ellos (¡Hasta les dieron un tentempié a media mañana!). Es una comida para corredores y acompañantes para que todos sean partícipes de la fiesta que supone que más de 500 personas se apunten a correr o andar por el monte. Es la posibilidad de disfrutar mucho por muy poco. 

Gracias por dejar que todos los CxC hayamos disfrutado tanto este día. Gracias, Corral de Calatrava. Gracias, JAN.

Gracias, CORRETRAIL. Nos vemos el año que viene.




2 comentarios:

Rubén (el singular) dijo...

Hola. Creo necesario hacer una aclaración o rectificación a lo comentado en FACEBOOK por mí, y que pienso que se ha dado excesivo revuelo (para salir en la crónica de vuestro blog) y además llegamos a descalificaciones a mi persona, a las que no entré ni entraré ya que prefiero intercambiar opiniones en persona que por escrito.
En primer lugar os FELICITO por la Corretrail. Un magnífico recorrido, a mí me gustó mucho, disfruté ya que me encanta correr por senderos y cuanto más complicado mejor.
Quizás mis palabras se entendieron mal o no me expresé correctamente. Organizar una carrera de estas dimensiones requiere mucho trabajo, esfuerzo, ilusión y tiempo personal que se saca de donde no lo hay. Y se vio que en esta carrera todo lo mencionado anteriormente se comprobó.
El precio de la inscripción muy correcto para todo lo que se ofreció, aunque yo que soy un amante de la cerveza justo al acabar la carrera y la comida, y que por razones personales no pude quedarme pues me fastidió en ese sentido.
Lo repito de nuevo, no quiero polémicas absurdas, soy miembro de un club amigo como es Corricollano, que salió encantado (yo fui la única oveja negra), en el que compartiremos muchas carreras y momentos, y me veía en la obligación de disculparme públicamente.
Soy seguidor de vuestras hazañas, me encantan, y seguro que nos vemos en más carreras.
De nuevo, mis felicitaciones a la organización, a los voluntarios y al pueblo en general que se volcó con la carrera. Es vuestra 3ª edición y algunos comentarios míos iban en dirección de algunas cosas que para mí faltaron. Pero insisto, para gustos los colores y es justo daros la Enhorabuena por la Corretrail.
Un saludo.

CorriendoporelCampo dijo...

Rubén, muchas gracias por tu comentario.
Las críticas sirven para mejorar y así deben tomarse siempre. Siempre.

La CORRETRAIL no es una carrera de CxC. Nosotros solo hemos echado una mano en lo que hemos podido.

No obstante, cuando leímos tu "nota" en Facebook nos dolió. Como cuando se meten con un ser querido (con razón o sin ella) y es que en CxC queremos mucho a JAN (la "punta de lanza" de la organización de la carrera) y, como a él, a todo y todos los que le rodean (el pueblo, el resto de colaboradores...)

Sin duda todo es mejorable. Sabemos que tu reflexión será tomada en cuenta por la organización para próximas ediciones y estamos seguros de que el año que viene terminarás el día absolutamente satisfecho. Que no se te olvide decírnoslo.

Un abrazo, rubén. ¡Nos vemos corriendo por el campo!