21 feb. 2012

ALERGIA


Sí, sí, ya sé que hace tres semanas que no digo esta boca es mía, pero es que he estado... ¿malo? ¿enfermo? ¿alérgico? ¿infectado? ¿todo junto?

Lo último que os conté fue que me había ido con el chalado de spanjaard (bueno y con Ramón y con Carlos y con otros tronaos madrileños) a correr su inveniiiiiiza desde Segovia a Collado-Villalba, más de 50 km entre pecho y espalda (¿o debería decir entre cintura y pies?), una distancia como para pensar en parar un par de días no fuera que se me aflojasen las bielas y petara. Además, en las revistas del correr (que por cierto, plagian de lo lindo según ha podido comprobar el pobre Mayayo) dicen que en lo del carrerismo campestre es muy bueno meter tres semanas de carga y una de descarga. Pues descarguemos después de la carga, pensé.

Y tanto que descargué. Después de cuatro días sin rascar bola, el viernes de esa semana me fui con Iván a correr por la Atalaya después de comer. La cosa empezó bien, muy bien diría yo. Con fuerza, con ritmo, con alegría... hasta de que, de pronto, la cosa no iba. No me entraba el aire, empecé a notar un cansancio raro... Lo achaqué a que había empezado demasiado fuerte. Iván también. Al terminar, ya en el coche, de vuelta, empecé a estornudar como si no costase. Me picaban los ojos, se me caía el moco... Y así, hasta el día siguiente.

La semana siguiente me picó el pollo de la gripe y me tocó fiebre y dolor de garganta. Como la mayoría de españoles me automediqué con AINES (ibuprofeno) y la gilipollez del Frenadol (que ni frena, ni vale pa ná) pensando que ya pasaría... No solo no pasó, sino que se hizo con mi cuerpo (sin disfrute ni nada) hasta que tuve que sucumbir y acudir al facultativo (esta vez titulado) para que me dijera que tenía infección en la garganta como para matar a Riesgo y hasta a su prima (para haberlo sabido antes...). Antibiótico que te crió y a mejorar (el que tiene un cuerpo agradecido, ya se sabe).

Este viernes, prácticamente restablecido de mis dolencias, no pude soportarlo más y me fui nuevamente a la Atalaya para hacer un subeybaja como cabra locuela y despreocupada. Todo fetén, pero al subirme al coche comencé nuevamente a estornudar y moquear como si no costase. Los mismos síntomas de la otra vez ¿A que voy a ser alérgico?

Al día siguiente, sábado, me fui a una marcha de senderismo organizada por el ICA. Dieciséis kilómetros por el puto campo y ni un estornudo. ¡Qué raro!

Ayer, después de comer, con el bocado en la boca, me fui a correr por los caminos de Sancho Rey: 51 minutillos y 10 km para la buchaca. Al llegar a casa mocos y estornudos. ¡Otra vez! Y esta vez no cogí el coche. Así que descarto la alergia al microclima del vehículo. Puedo aguantar otros seis meses sin limpiarlo

Esta noche correré otra vez para descartar la alergia a la luz solar.

¿A que voy a ser alérgico a correr?

Mi madre siempre dijo que era un muchacho muy sensible...

9 comentarios:

R. Gª. ALDARIA dijo...

Espero que los 10k de esta noche no te hayan hecho estornudar. Conste que te dejao sano y salvo en la puerta de casa.

spanjaard dijo...

Talmente. Eres alérgico al gremio. Búscate otro hobby. Bricomanía. O asín.

SPJ

CorriendoporelCampo dijo...

Los 10 km de esta noche ni me han despeinado! Y eso que hemos terminado a 4:20 min/km...

CorriendoporelCampo dijo...

A que va a ser eso??!! Tendré que ir al privado, porque la Cospe dirá que las alergias no pueden cargarse el sistema...

Santi Palillo dijo...

Pues han dicho en la tele, a falta de oráculo la tele hace las veces, que ya ha empezado la temporada de alergias y que durará hasta junio, que si las acacias, los plátanos de sombra, los olivos... una plaga vamos.

Cuídate pero no te vayas a encerrar de aquí al verano...


Por esa Atalaya corre también Iván.

miguelflor dijo...

Hazme caso, toma polen en ayunas durante unas semanas y habrán desaparecido esos sintomas. Lo he probado, a mi me pasaba parecido, no tanto pero parecido, y voy combinando el tema del polen y va de vicio.

Buen post, alegre, divertido y basado en hechos reales como a mi me gusta. Un abrazo desde Alicante.

CorriendoporelCampo dijo...

Me ha dicho Ramón que podría ser un cambio fisiopatológico en mi cuerpa. A que me vuelvo tía... Y me ha mandado este enlace. Os lo copio por si acaso...

http://www.revistatrail.com/index.php?mmod=article&file=details&iN=613


Santi, estoy para que me encierren, pero voluntariamente no lo haré.

Miguel, gracias por tu consejo, lo pondré en práctica. Ya te contaré como me va. Ah! gracias también por lo demás.

Abrazos a todos (que por aquí seguro que no os contagio)

Marisol dijo...

Ja! pues a suplementarse con nucleótidos!!! Que a mi no me gustan las tías!!!!!

Antonio dijo...

Recuperaté para la carrera de Ciudad Real el próximo domingo que ya hay ganas de echarse unas Cruzcampos.