26 dic. 2012

Previa "IKENONA", la Inocente Kedada Nocturna Navideña

Tranquilos, no os preocupéis. Seguid centrados en las gambas y el turrón. El equipo expedicionario CxC ya ha revisado la ruta.

Y como somos muy aplicados, sólo para esto de correr (sin prisas) por el campo, la hemos revisado dos veces: por la noche y por el día.

Avisados estáis: No habrá hoja de reclamaciones, salvo si os quedáis con hambre o sed.

El  raudo lidl y el veloz Juan Carlos

Reconocimiento nocturno (18/12/12).-

El martes de la semana pasada (a las 21:15 p.madre.) los ikenitas Quique, Juan Carlos y el que suscribe (el Líder) nos apretamos 18 km con una temperatura propia de la primavera. Pero no os confiéis: el viernes harán un par de grados bajo cero.

Vamos, que a pesar de que habrá una estupenda luna llena y el cielo estará despejado podéis prescindir de las gafas de sol. Tuvimos alguna zona con barro porque chispeó por la tarde, pero el viernes es probable que por el frío y posibles heladas este el terreno duro (con perdón) por lo que es recomendable zapatilla de trail o, al menos, con suela fuerte que se agarre al rocaje vivo.

Aviso a los de las voladoras: Podéis salir volando, sí, pero del repetidor a la azucarera. Recordatorio: No es una carrera, ni tiene carácter competitivo, ni hay seguro ni controles de alcoholemia.

El terreno no es en exceso técnico ni hay bajadas complicadas. Casi todo transcurre por camino, alguna senda y un par de tramos por asfalto. Se puede ir tranquilo pero al haber bastante piedra y terreno desigual no perdáis el puntito de alerta. En todo caso, cualquier moratón será convenientemente regado con cerveza a la llegada.

Reconocimiento diurno (23/12/12).-

             De día pero con una niebla espesa volvimos a “El Reino Golf” para apretarnos otros 18 km. La ruta oficial serán los 16 km avisados pero, a nosotros, panda de zapadores CxC nos gusta atronchar, buscar sendas, perdernos y aberroncharnos a las dunas del campo de golf inconcluso. Nunca sabe uno lo que se puede encontrar en el campo.

         Como nos pareció poco la niebla, dimos vueltas de más para que nos anocheciera, por lo que tuvimos menos visibilidad incluso que en la misma noche. ¡Cómo sufrimos para que vosotros lo paséis bien! (Se aceptan regalos de Reyes, de Salomón para arriba).

No os preocupéis, que el domingo el recorrido estará balizado en los puntos clave, sobre todo para que no se pierdan los propios organizadores.

En esta ocasión los ikenitas fueron el ¿secretario? Ureña, Quique el de siempre, el candidato Tomás (que demostró maneras… y una paciencia infinita) y el presunto Líder (yo)

Ajustamos algunos cruces y la bajada final para no repetir ningún tramo y que pasemos así por los sitios más singulares de nuestra pateada Atalaya. Os quejaréis. Hasta alguno quiso poner algún mojón.

Algunos consejos que dejó la tarde-noche, y que podéis obviar porque os los repetirá Quique, el de siempre, en su acostumbrado briefing técnico previo a la salida:

1.- Consejo patrocinado por Tomás (el candidato a CxC) :
Los tres primeros kilómetros son los más duros. Tras una breve salida llana, es el tramo donde se acumula más desnivel pues se sube toda la falda (con perdón) de La Atalaya desde el campo de golf al mismo repetidor. Además hará frío y costará calentar. La prudencia (y el freno) al principio será la mejor manera de disfrutar de toda la IKENONA sin el gesto torcido. Además, esta subida enlaza con la bajada más técnica del recorrido y es recomendable llegar con oxígeno en el cerebro.

2.- Consejo patrocinado por los voladores:
Bajada del repetidor. La senda comienza justo desde dentro del mirador que hay detrás de las antenas. Es la bajada más larga y estrecha, y hay algo de piedra resbalona y un par de saltos. Tampoco es nada del otro mundo y con tranquilidad y en fila es divertida, pero es el momento que requiere más concentración del recorrido. Como se baja de una vez todo lo subido, habrá que cruzar dos veces el carreterín de circunvalación, así que prestad atención por si pasa algún bólido con ganas de amor por allí.

3.- Tras pasar el antiguo sanatorio también se cruza el carreterín que viene desde Ciudad Real y conduce a la puerta de La Atalaya. Estará todo debidamente señalizado pero tener especial cuidado con la valla que está tumbada y arrugada en el suelo, por el tema de no partirse las narices y eso. Si, además, miráis a derecha e izquierda al cruzar sería la leche.

4.- Si hacéis caso a los puntos anteriores lo demás es coser y cantar, salvo que os aparezca un jabalí hambriento.

5.- En cuanto a la visibilidad, a pesar de que hemos reconocido la zona de noche y de día con niebla, no hemos tenido problemas. Si el viernes no hay nubes que tapen la luna llena incluso no hará falta frontal. Quién tenga, que se lo lleve por si acaso. No merece la pena que compréis material técnico para la ocasión. En todo caso llevar un poco de “almax forte” y “aerored” que en estas fechas…

Recordar, los que no lo hayáis hecho ya, que tenéis que confirmar asistencia, sobre todo por el tema de las cervezas finales.

Feliz Navidad y feliz IKENONA.

Más detalles de la IKENONA, pinchando AQUÍ

2 comentarios:

Sindiosniamo dijo...

re confirmo mi asistencia, pero sólo a correr.

Un saludo, hasta mañana.

CorriendoporelCampo dijo...

De acuerdo, pero no olvides que la hidratación cervecera es la madre del trail-running