1 ene. 2013

Croniqueja "La IKENONA"

21:30 del 28 de diciembre de 2012.

Solo faltaba media hora.

Llegando al Reino Golf, donde empezaría y terminaría la -a partir de ahora- famosa IKENONA, había una niebla que podía cortarse. No se veía a dos metros. Imposible orientarse. No podía ser. La previsión era de noche despejada, fría y sin viento. ¿Por qué no nos habían dicho nada de la niebla?

Esperábamos a unas ochenta personas, pero estaba claro que, cuando la gente llegara a aquel punto, se daría la vuelta y si te he visto no me acuerdo. ¡Adiós, IKENONA. ¡Hasta otra, amigos!

Sin embargo, al llegar al aparcamiento... ¡SORPRESA!... Ya había gente esperado.Y más que seguían llegado. ¡Qué valientes!

La cosa se enderezaba (con perdón). Todo iba según el horario previsto. Hasta que... le pregunté a Santos si había llegado quién tenía que abrir los candados de la puerta que daba al campo de golf. Desde allí llegaríamos a la falda donde subiríamos el primer cortafuegos.

- ¿Qué candados? - dijo Santos
- Los de la puerta de al lado de la caseta - respondí sorprendido.
- Pero si están abiertos desde esta tarde.
- Pero si yo mismo los cerré a las siete, cuando terminamos de balizar -. La había cagado.
- ¡Qué esos no había que cerrarlos, desgraciao! - espetó Santos con los ojos abiertos como platos.

Había que esperar a Juan que, con un trancazo de aúpa, tenía que abandonar el calor del hogar y venir con la llave a deshacer mi error. (Desde aquí le pedimos disculpas por ello y agradecemos su colaboración y la del Reino Golf para el buen fin de la IKENONA)

Mientras tanto, aprovechamos para explicar un poco el recorrido de los corredores para evitar cualquier problema. Los andarines no tendrían ninguno. Irían capitaneados por Santos (a la cabeza) y protegidos por Paco (en la retaguardia)
Soltando el rollo (también llamado briefing) (foto: cabesc)
En un periquete llegaba Juan y podía dar comienzo la aventura.

Empezaba la IKENONA. Y empezábamos a disfrutar todos los miembros (con perdón) de CxC.

Primero saldría el grupo de los corredores con sus frontales a la cabeza para ensilarse los dieciséis kilómetros y pico del recorrido. Después los andarines para hacer lo propio con algo más de ocho kilómetros de paseo campero.

Nada más salir, la niebla desaparecía para dejarnos correr y andar a la luz de la luna por el balizado circuito. Una pasada ver a tanta gente corriendo y andando por el campo.
Grupo de cabeza, con Juan Carlos de director (foto: cabesc)
Se fueron creando unos cuantos grupos según capacidades, ritmos y ganas. Gente con experiencia, novatos, más jóvenes, menos, hombres, mujeres... Todos con un mismo objetivo: Disfrutar

El ritmo era vivo, pero asequible, hasta que llegamos a la segunda subida, la más dura de todo el recorrido. Allí se empezó a alargar el pelotón, una serpiente de luz que ascendía al camino de las tinajas para llevarnos al carreterín que sube a las antenas para, desde allí, bajar por una senda (desconocida para la mayoría) hasta la parte más baja del cerro de La Atalaya. Habíamos pasado la parte más técnica de todas. Seguiríamos por una pinada,bordeando el parque forestal hasta llegar a una nueva senda que, serpenteando en continuo ascenso, nos llevaría otra vez al carreterín y, desde allí, al sendero entre los pinos que finalmente desemboca en el parque infantil, junto al kiosco de la Terraza Hierbabuena. Lo cruzamos, avanzamos por una senda que nos llevaba, primero recto y después a la derecha, hasta el borde sur del parque forestal, saliendo por el camino que da a los chalets. Desde allí, seguiríamos un camino paralelo a las ruinas del antiguo sanatorio hasta llegar a cruzar la carretera que viene desde Ciudad Real, para entrar nuevamente en la finca privada que iríamos recorriendo en ascensos y descensos más tendidos hasta llegar primero a "La casa de la Atalaya", después al camino público que lleva al "puente de Hierro" y, finalmente, al campo de golf.
Entre la niebla (foto: cabesc)
Una vez allí solo había que seguir las balizas hasta encontrar nuevamente el camino que atravesaba el campo de golf, hasta llegar a una caseta donde estaba la puerta que daba a la calzada de hormigón que llegaba al aparcamiento de donde habíamos salido. Sin embargo, en aquel punto la niebla hacía nuevamente acto de presencia. Ni se veían las balizas. Ni la caseta, ni la puerta, ni la calzada, ni las luces del aparcamiento. No se veía ni de cantar. Menos mal que algo se oía y los corredores escobas "salvaron" a un corredor que, al verlos, suspiró aliviado. Salvo mi grupo y el de los corredores escoba, creo que se perdieron todos. A pesar de ello, todos se lo tomaron con humor y no hubo ni una mala cara, ni un mal gesto.
¡Que noooo! ¡Que no estábamos fumando! ¡Que era niebla! (foto: cabesc)
También hubo alguna torcedura de tobillo, algún resbalón, pero nada de importancia. Lo normal en un entrenamiento de este tipo, por la noche, en esta época...

Mientras, los andarines hacían su recorrido de más de ocho kilómetros a un ritmo asequible para todos a través de los caminos de la finca privada, compartiendo solo el inicio y final de la ruta con la de los corredores. Todo se desarrolló sin incidencias y, según nos dijeron, de forma que muchos de los que lo hicieron ya nos están pidiendo repetirlo con buen tiempo en primavera.
Unos pocos andarines
Cuando todos llegaron, nos esperaban en la cafetería del Reino Golf con caldo calentito, refrescos y cerveza a cholón. También había tortillas, jamón, queso, salchichón, migas y gachas que hicieron las delicias de todos. El ambiente magnífico, la gente encantada, charla y chascarrillos al más puro estilo CxC. Todo a pedir de boca (y nunca mejor dicho).
Comiendo y bebiendo
En definitiva, el mejor y más concurrido entrenamiento de CxC. Esperamos poder organizar más y mejores. Sin duda, todos los que vinieron a acompañarnos se lo merecen.

Si quieres ver las fotos que hizo nuestro amigo Iván Palero (Cabesc), pincha  AQUÍ

Ya solo nos queda dar las gracias a todos lo que han colaborado de una forma u otra en que todo esto saliese adelante.

Gracias a Juan Carlos y a Jorge (y a los churumbeles de ambos), a Ramón, Paco, Santos y Luis por probar, marcar y balizar el recorrido.
Gracias a Juan Carlos por tener capacidad suficiente para dirigir al grupo de cabeza de los corredores.
Gracias a Jordi y a Tori por hacer de corredores escoba, dejando a un lado su obsesión competitiva.
Gracias a Santos y Paco por guiar al grupo andarín.
Gracias a Toty, a Iván y al resto de los miembros que estamos gestando el Circuito Trail Pirata de Ciudad Real por preocuparse de difundir la kedada y de todos los que venían de su parte.
Gracias a Iván (cabesc) por "ir y venir" por el recorrido para inmortalizarnos.
Gracias a los socios del Coto de Caza "La Atalaya" por colaborar con nosotros y por enseñarnos que los cazadores no siempre molestan a los que corren o pedalean por el campo.
Gracias al Reino Golf por dejarnos sus instalaciones para hacer posible todo esto.
Gracias a los de la Cafetería-Restaurante por tener el bebercio caliente o frío (según procedía) y por hacer  todo rico, rico; por su simpatía y por su paciencia "frente" a tanta gente hambrienta y sedienta.
Gracias al Hospital General de Ciudad Real, por darle un destino solidario a los juguetes que donaron todos los participantes.

¡Hasta la próxima, amigos!

¡FELIZ 2013!

9 comentarios:

Sindiosniamo dijo...

Muchas gracias a todos vosotros por el tiempo y el trabajo. Espero coincidir en más de estás (o de otras) y ya me informaré de ese circuito pirata de trail.

Muchas gracias de nuevo.

Un saludo.

Raúl.

Adrián dijo...

Joer que envidia!! No pude ir por lesión. Me alegra que lo pasarais tan bien.
Espero poder ir a la siguiente, que me muero de ganas!
Un abrazo.

cabesc dijo...

cxc en pleno: Amén. Lo pasamos de lujo, si no se hicieron más fotos que si pero no tuyasabes, fue porque uno que es torpe tenía puesta la opción inadecuada en la cámara :-(

Daniel dijo...

Me alegro de que fuera un éxito tan buena iniciativa (lo de la niebla tenía su puntito).
Feliz Año a CxC y seguidores.

Anónimo dijo...

CxC ¡¡¡ENHORABUENA!!, una experiencia inolvidable, menudo trabajo de preparación y señalización que habéis hecho, con gran esmero, dedicación y cuidado. Buen ambiente incluido.

Soy de los que tuvo pequeñas dificultades en el tramo final por la niebla, no se veía nada. ¡¡¡Gracias Jorge¡¡¡.

Permitídme algunas sugerencias para venideras pruebas.

- La ruta de conexión desde el Golf hasta la Atalaya se puede hacer sin riesgo de pérdida aún con niebla por la carretera ancha de hormigón, evitando ir de camino a camino como estaba. Al bajar de La Atalaya por donde bajamos a mano derecha está al lado la carretera ancha de hormigón que va directa en curva al Reino. Alargaría unos centenares el recorrido pero evita pérdidas.

- Yo hice casi todo el recorrido solo y no lo esperaba porque pensaba que iríamos en grupo: la experiencia de soledad es un poco fuerte y eso que me conocía bastante bien el recorrido, pero me hubiera gustado hacerlo acompañado por si pasa algo o algún despiste que pudiese tener, ir más relajado. Por eso sugiero organizar 3 o 4 grupos distribuidos a lo largo de la carrera, con un corredor que conozca el recorrido y cierre cada grupo, luego el que quiera ir por libre pues que vaya.

- Sobre las fechas, pues eso que esta es como más tradicional, pero supongo que se puede hacer en otras menos frías.

- Igual la hora, a lo mejor a las 8 de la tarde ya bien anochecido con menos riesgo de niebla y frío.

Lo dicho, a organizar más pruebas, que me apunto. ENHORABUENA Y MIL GRACIAS POR TODO.

Rafa dijo...

Hola, soy paisano de CR y, tras tener que mucho convencerme, estoy inscrito en el ultratrail de 60 kms de Peñalara. La cuestión es que tengo muy muy poca experiencia en esta disciplina...apenas La Atalayera de este año y cuatro salidillas por el campo. No sé si la dificultad técnica se asemeja en algo a aquello o no. Sí entreno bastante, pues me meto unos 300 kms mensuales, y corro medias maratones habitualmente. Tb corrí este año el maratón en menos de 4 horas..pero tengo mucho respeto a esto de Peñalara, aunque mi objetivo es sólo acabar...No sé si se anda mucho o se corre más..Iré con un compañero que desde ya me tutela, si no no me hubiese atrevido. Qué me recomendáis para entrenar?

Anónimo dijo...

Querido Rafa, espero que sea la última vez que pides consejos de entrenamiento a los miembros de este humilde club porque como te descuides te los damos. Llegado el caso, lo único importante es no seguirlos.
¡Gensanta, si Spanjard levantara la cabeza o leyera estos blogs de provincias! ¡Pidiendo consejos a estos lechones del trailrunin!
En fin, mis queridos compañeros van a hacer el GTP110, el de verdad, sin seguir ningún consejo ni criterio alguno procedente del sentido común. Yo haré el TP60 por segundo año y éste quisiera terminarlo. Nos veremos.
Luis CxC.

Rafa dijo...

jajaja, bueno, yo he leído este blog y tb la crónica de del 60K del año pasado. Miraré las rutas que hacéis e intentaré recrearlas, ya que son por la zona. Es que no tengo ni idea..ya digo que lo mas parecido a un trail que he hecho es La Atalayera..y me resulta difícil hacerme una idea...por eso es mi referencia..y como conocéis ambas carreras..(por cierto corro con GP Polideportivo, alguna vez hmos comentado algo aquí. tenemos blog). Un saludo

CorriendoporelCampo dijo...

RAÚL, muchísimas gracias a ti por venir. Hasta la próxima.

ADRIÁN, nos veremos en la siguiente. Ya queda menos. A ver si te recuperas. Hay más días que botellines, ya sabes.

CABESC, muchas gracias por esas fotos. Lo importante es el recuerdo. ¡Ah! y recuerda que lo tuyo es correr. ;-)

DANIEL, ¡Feliz 2013 a ti también!. A ver si te vemos algún día por aquí.

ANÓNIMO, hicimos todo lo que pudimos y supimos, pero tienes razón, para la próxima habrá que mejorar cosas. Sentimos mucho esas "dificultades"
Tratábamos de que se fuera el menor tiempo posible por la carretera de hormigón.
En cuanto a lo de los grupos, pensábamos que habiendo corredores escoba estaba todo solucionado. Solo había que ir descolgándose hasta llegar a ellos, que se adaptarían siempre al ritmo del más lento, como así fue.
La fecha tenía que ver con las Navidades y la luna llena. La hora para que pudieran venir los que trabajan por la tarde.
No obstante, habrá otras con mejor tiempo, sin duda. Esperamos verte de nuevo.
Gracias por venir y por tus sugerencias

RAFA, te encantará el TP60. Y si necesitas algo de nosotros, solo tienes que pedirlo. Otra cosa es que podamos ayudarte. No obstante, tener referencias de alguien que la haya corrido ya es mucho. Así, por ejemplo,la subida a la Fuenfría no se te atragantará de la misma forma si sabes que al llegar a arriba ya queda muy poco para el Pto. de Navacerrada y que, llegando a éste, solo queda bajar.
En cuanto a dificultad técnica es muy superior la de Peñalara. Date cuenta que la altitud (se llega a unos 2.429 msnm) no es ni parecida (aquí estamos a seiscientos y pico). La subidas son más duras y alguna bajada (después de Peñalara)es bastante técnica y durilla para los cuádriceps. No obstante, con 300 km mensuales tienes más que de sobra para terminar la prueba. Lo que tienes que hacer es cambiar el chip y olvidarte de ritmos, tiempos y demás. Entrena por el campo, arriba y abajo y, lo que siempre olvidamos, anda por el monte. Te puede servir el cerro de Malagón para eso. La primera parte tiene un desnivel de 300 m en poca distancia. En las carreras de montaña también se anda y eso también se entrena.
Ah, el que te contesta como Luis CxC (nuestro honorable presidente) te podrá "enseñar" las cuestiones psicológicas. Él va sobrado de cabeza.
Si necesitas cualquier cosa, ya sabes por dónde estamos. Y saludos a los miembros (con perdón) del GP Polideportivo.