26 dic. 2014

IKENONA 2014. Croniqueja de la tercera vez.


Queridos Amigos de CxC:

Después de haberse celebrado la III IKENONA, queríamos daros las gracias por acudir a nuestra ILUSIONANTE KEDADA NOCTURA NAVIDEÑA del día 19, por haber disfrutado con nosotros de los campos, los caminos, las sendas, las piedras, el barro, el frío y los cerros de Poblete y alrededores, por habernos acompañado en el acto final de nuestra campaña CORRIENDO POR BEATRIZ (CxB) en el que entregamos la cantidad recaudada con la venta de los kilómetros que hemos recorrido este año por ella.

Fuimos unas 100 personas corriendo y unas 40 andando las que nos dimos cita en una magnífica noche de invierno en la que disfrutamos de un cielo completamente estrellado y una temperatura bastante suave para las fechas en las que nos encontramos. Nos respetó el viento y la niebla solo hizo acto de presencia en el último tramo para darle un toque especial a la kedada.

Disfrutamos de la mejor vista de Alarcos (de la ermita, el castillo y el yacimiento arqueológico) desde el cerro del Despeñadero, algo que no puede hacerse habitualmente por encontrarse éste en la finca "Villadiego" y estar la zona vallada para controlar el ganado. Desde aquí agradecemos a los propietarios y trabajadores de la finca su disponibilidad para permitir que el circuito pasara por allí y, en especial, a Felipe, con el que estuvimos pateando la zona para encontrar el recorrido más adecuado para vosotros.

La mayoría de corredores y senderistas nos trasladasteis vuestras felicitaciones por el recorrido y la organización de la carrera. Nos pareció que lo decíais sinceramente. Nosotros también estamos contentos con el resultado de los aspectos deportivos del evento.

Nos costó mucho determinar por dónde pasaríamos. El entorno es complicado para balizar, incluso para encontrar un recorrido circular. Fueron muchas las horas que dedicamos a probar por dónde subíamos y bajábamos, en qué sentido lo haríamos, cómo sería más fácil y, a la vez, más entretenido, cómo balizarlo para que no os perdierais, ni hubiera peligro para vosotros. El entorno no tiene apenas vegetación que sirva de soporte para las cintas de balizar. Finalmente, decidimos utilizar varilla metálicas para levantar las balizas y que éstas se vieran suficientemente. 300 varillas empleamos para marcar el recorrido por los puntos más conflictivos, además de todas las que pudimos colocar en arbustos, maleza, piedras, ramas, vallas. Tuvimos que ayudarnos de luces rojas intermitentes para facilitar el seguimiento del recorrido en algún punto conflictivo y pusimos cuatro voluntarios en zonas que podían llevar a confusión por estar muy cerca los itinerarios de ida y vuelta o, como en algún caso, por cruzarse en algún punto. Todo eso, sin perjuicio de alguna pérdida puntual por despiste, por la niebla o fallo nuestro, salió bien. Permitía a aquellos que nunca han corrido por el campo y de noche imaginar qué se siente en una gran prueba de trail cuando el sol se esconde y no hay más luz que la de tu frontal alumbrando unos pocos metros por delante de ti. La concentración es fundamental y las sensaciones muy especiales.

Los senderistas realizaron más de la mitad del recorrido de los corredores. Subieron al Cerro del Despeñadero por su cara sur para contemplar Alarcos desde lo alto y bajaron por la senda de la cara norte hasta llegar al camino de la Cantera para volver al pueblo después. 

Hasta aquí, todos muy contentos.

Después, había que reponer fuerzas. Para ello, habíamos acordado con un establecimiento de la localidad lo necesario para que después de lo deportivo empezara lo lúdico. Había que ofrecer a los que iban llegando un caldito caliente para entrar en calor y, después, cerveza para seguir hidratando. A la vez, habría que ir picando algo para esperar a los últimos y, una vez todos juntos, comer migas y gachas para quitarnos el hambre y poder charlar tranquilamente del año que termina, de los proyectos del que viene, de lo divino y de lo humano. Sin embargo, algo debimos hacer mal cuando lo que resultó no fue lo que esperábamos. 

En nuestra opinión, el "sarao" no estuvo a la altura, ni en lo que a infraestructura se refiere, ni en cuanto al comercio y bebercio en sí. Faltó comida y, sobre todo, organización, algo que presuponíamos que estaría resuelto, tanto por la experiencia del establecimiento encargado, como por haberle trasladado en todo momento nuestras sencillas pretensiones y la dimensión del evento: Alrededor de 100 personas con hambre y sed después de entre una y dos horas pateando cerros arriba y abajo.

Al final, lo que queríamos era que, simplemente, por lo que costaba el sarao, pagado a escote por todos, la gente saliera contenta, sin hambre, ni sed. Lo de la sed se consiguió -todo hay que decirlo- pero lo demás en absoluto. 

Es nuestra fiesta anual y no estuvimos a la altura. Nos entristece bastante y desde aquí OS PEDIMOS SINCERAS DISCULPAS por ello. 

A pesar de todo, vosotros, como siempre, le quitasteis importancia al asunto, fuisteis muy educados y pusisteis buena cara en todo momento. Por eso nos molesta aún más que pasen estas cosas.

Desde aquí también queremos agradecer a Sinu y a TPS, a Toni y a INTERSPORT y a Adrián y CUCHILLERÍA MORENO por cedernos gratuitamente los regalos que fueron sorteados en la cena. 

Así que, después de haberos contado cómo transcurrió la noche, de pediros disculpas por todo aquello que salió mal o no os gustó y después de agradecer a las personas y empresas colaboradoras su disponibilidad y su ayuda desinteresada, solo nos queda agradeceros sinceramente vuestra presencia, vuestra participación, vuestras paciencia y vuestras palabras de ánimo y de felicitación. Esperamos corregir lo que haya estado mal y mejorar lo que haya salido bien, pero, sobre todo, lo que deseamos es que sigáis disfrutando del deporte, de la naturaleza y de los amigos que, como en CxC, compartimos tantos buenos ratos antes, durante y después de dar zancadas por el campo.

¡FELICES FIESTAS y FELIZ 2015 PARA TODOS!

¡Nos vemos corriendo por el campo!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Fui uno de los que hizo la ruta senderista. Era mi primera vez de senderismo y por tanto de noche y esa sensación de pasear solos por el monte es poco descriptible, muy bonito. El año que viene repito.

Felices últimos días del año y felicidades por organizar esta Ikenona, poco a poco irán saliendo mejor, que de lo que se trata es de juntarse y pasar un buen rato.

Abrazos!

cabesc dijo...

Menudos tuercebotas

:-P

Firmado: el del cencerro y los críos en Alarcos

spanjaard dijo...

¡Estafa!
¡Solo pensáis en sacar cuartos al personal!
¡Etcétera!, sobre todo un terrible etcétera.

Quique, chico, os tomáis demasiado en serio lo del pastoreo deportivo. La gente sabrá apreciar vuestro enorme esfuerzo y, si hubo quejas, o hambre, acordarse de los que pasan hambre a diario tampoco está mal.

Abrazos a los del Ikea ese.

SPJ

CorriendoporelCampo dijo...

Anónimo senderista, muchas gracias por tu comentario.
Cabesc, gracias por todo, por tu colaboración, por tus ánimos, por tu experiencia y por alegrar a corredores y senderistas con los gritos de los niños y los cencerros.
Spanjaard, gracias por tu comentario y por ser nuestro auténtico pastor deportivo. Tú nos enseñaste que lo importante no es correr, sino el personal y pasarlo bien.

Anne dijo...

Que grandes sois los de CxC, no cambieis nunca ni siquiera el piscolabis este que os ha dejado tan mal sabor de boca, que el mundo necesita gente como vosotros. Un abrazo. Anne