8 mar. 2011

IV CARRERA URBANA DE CIUDAD REAL: UNA HISTORIA INCREÍBLE

9:45 de la mañana del domingo. Frío, frío, frío...
Esta vez no correríamos por el campo, sino en casa, en la IV CARRERA URBANA DE CIUDAD REAL. Fecha: Domingo, 6 de marzo de 2011
Salida: 11:00 horas.
Distancia: 10.000 metros
Participantes: 1.129 y, entre ellos, cuatro capullos: Luis, Jorge, David y el menda, Quique.
Nuestra meta: llegar entre los mil (1000) primeros  corredores. Sería difícil no conseguirlo.
Sin embargo, no contábamos con las cosillas de Luis.
Imagino que por la noche, casi sin darse cuenta, como suele hacer él algunas cosas, pensó. Y... ¿qué pensó? Pues que él solo correría 5 km. El motivo: que el domingo anterior le había dolido una rodilla. Y ya sabéis como es Luis... No lo vi, pero me lo imagino... Cuando vio el cartelón del kilómetro cinco se paró en seco como un pointer cuando marca una pieza de caza (un conejo*, por ejemplo), tensó los músculos y dejó que le pasaran cientos de corredores por ambos lados. Cuando se vio superado por todos y el conductor del coche escoba dejó de contemplar por el retrovisor lo que él creía una estatua "homenaje al corredor", respiró, comenzó a moverse y dijo: "Ale, mis cinco kilómetros". Ni un metro más, ni un metro menos. Pa cabezón, él. Con paso cansino se fue al polideportivo a esperarnos. Cuando llegamos estaba con Carlos y con María. Tomamos unas cervezas y unas tapas cortesía de la organización (muy buena, por cierto) etc. etc. etc. Hasta ahí, todo bien.
Lo malo vino al día siguiente, cuando todos los corredores recibimos en nuestro mail un correo de la organización en el que nos decían que ya estaban colgadas en la web las clasificiones y las fotografías del evento. Entro y, ¡¡¡¡cojona!!!! nuestro reto a la mierda. Habían entrado en meta 1005 corredores y ¿¿¿¿QUIÉN ERA EL ÚLTIMO???? No podía serrrrr... un tal Luis Arroyo Jiménez. Si, Luis, él... ¿Qué cojones haría para que el chip de la carrera que llevaba en su zapatilla marcara que había entrado a la hora y catorce minutos de haber empezado la carrera? ¡¡¡El ultimico!!!.
La carrera bien, los puestos de quienes hicimos los 10 km bien, la organización bien, la climatología finalmente bien y NUESTRO RETO (entrar entre los 1000 primeros) NO CONSEGUIDO.
¿Es pa matarlo o no es pa matarlo?.
A pesar de ello, lo seguimos queriendo como si fuese una persona normal. Geeeensantaaaaa!!!!!



* Mira el conejo, qué hijo de puta (expresión utilizada por Luis cuando corre por el campo sin saber muy bien por qué)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, bueno... la próxima vez será!!
Y digo yo... ¿teníais alguna recompensa si lo hacíais o solo la simple satisfacción de haberlo conseguido?...

Marisol

Quique, Jorge y Luis dijo...

bueno, qué, ¿nos echamos unas carreras?