13 dic. 2011

Y LOS PLANES SE FUERON CUMPLIENDO...

El 27 de noviembre el Líder se nos marchó a Tolox (Málaga) para participar en la INFERNO TRAIL corriendo los 19 km (y su desnivel positivo de 900 metros) en  2:34:15, lo que supone un ritmo por km de 08'07''. Teniendo en cuenta que fue parando cada dos por tres para hacer fotillos, no está mal, aunque para un líder...
Tanto se esforzó el zagal que no pudo acudir la semana siguiente a la ANTINORTE. Sus cuádriceps parecían un ovillo, un nido de pollos recién nacidos abriendo el pico para decirle: Ay, payo, dame argo que no sea correr parriba y pabajo!
Foto durante la INFERNO TRAIL, by Ramón
Ese mismo día, habíamos quedado para intentar probar distintas rutas y desniveles, tratando de diseñar una carrera campestre en el término municipal de Fernán Caballero, en los alrededores del pantano de Gasset. Sin embargo, al final, solo yo tuve el valor de acercarme hasta allí para pelearme con el entorno durante unas dos horitas, sin poder encontrar finalmente una ruta circular que subiera y bajara lo suficiente. Habrá que volver con los demás. No obstante, encontré sitios preciosos. Después de aquéllo acudieron Luis, María, Carlos, Marisol y Paula y disfrutamos de una sencilla y abundante comida en un restaurante al pie del pantano.

Dura subida
Tras la subida, el pantano de Gasset y, al fondo, la sierra de Malagón
¡Qué sed tenemos siempre...!
El sábado 3 de diciembre, Luis y yo acudimos a la sierra de Madrid tras la llamada del amigo SPANJAARD para recorrer su ANTINORTE. Por fin me desvirgué en lo de la ultradistancia, superando la distancia del maratón por el campo, aunque no pudimos ensilarnos los 51 km que pretendíamos por unas vallas mal puestas en el peor sitio posible. A pesar de eso, disfrutamos como chiquillos en compañía de dos ultra-monstruos (bueno, mejor dicho, dos monstruos del ultra, que suena mejor), Spanjaard y Manu, que nos ensañaron muchas cosas sobre el correr por el campo, tal y como os contamos en la entrada anterior.

Luis cierra el grupo para vigilar el descenso del Pico de la Miel
Hace dos días, el domingo 11 de diciembre, Ramón, Tori y un servidor nos presentamos en Daimiel para correr el "XXIII Memorial Galo Sánchez Bermejo", última prueba del Circuito de Carreras Populares de Ciudad Real, tardando en recorrer los 10.000 metros, respectivamente, 41:48 (4:10 min/km), 53:13 (5:19 min/km) y 44:29 (4:26 min/km), mi mejor marca personal. ¡Qué alegría!
Vimos por allí a muchos conocidos, aunque llegamos, corrimos y nos fuimos rápidamente. Vimos a Pepe (de los Fondistas de Miguelturra), a Felipe (que como estará el pobre que no actualiza su blog ni aunque se lo pidamos de rodillas), a Iván y familia (de Poblete, aunque parecían del Polo Norte: iva de Papá Noel!!!!)... Después nos dimos un homenaje corporal en la piscina cubierta municipal que tiene hasta zona de relax con jacuzzi incluido. Un gustazo. Ya podrían aprender en la capital...

Hasta aquí, el pasado, pero ya estamos concretando la celebración de las Navidades porque este domingo 18 de diciembre volveremos a Madrid  para correr los 13 km largos y los 600 metros cortos de desnivel positivo de la "VIII Carrera de Navidad de Cercedilla". Y, atended, los cuatro gañanes (Ramón, Luis, Jorge y yo) correremos con los "tutús" que nos está confeccionando nuestra animadora Angélica y que también amortizaremos en las carreras (y lo digo en plural) del día 31 de diciembre. A Ramón se le ha metido entre ceja y ceja que va a correr la del Pavo de Ciudad Real por la mañana y la San Silvestre Almagreña por la tarde. Él sabrá...

Y alguno ha dicho por ahí que el año nuevo lo vamos a celebrar corriendo...


¡Qué actividad! ¡Qué locura!

2 comentarios:

R. Gª. ALDARIA dijo...

¿"Aunque para un líder..."? ¿"Aunque para un líder..."? ¡Y encima pone líder en minúscula! Porque me enseñaste la zona relax de la piscina de Daimiel que sino se lía parda...

CorriendoporelCampo dijo...

jijijijiji!