28 dic. 2011

LOCURA PRESIDENCIAL


Imagen tomada de http://pizroberto.blogspot.com/
Sí. Se ha vuelto loco. Loco de remate.

Será un cable cruzado. Será un cortocircuito tremendo. Quedarán secuelas, sin duda.

De momento, Luis -todavía nuestro Presidente- no es el que era.

Lleva cansineándonos varios días. Quiere correr por encima de los veintitantos kilómetros, más de lo que él nunca quiso correr en un solo día. Quiere convivir con el cansancio, exponerse, medirse, machacarse, llegar al éxtasis correril, abandonarse a su suerte. Se quiere hacer un corredor de los que causan perplejidad, miedo, pena...

Él. Que aprendió a dormir con luz por no correr las cortinas...
Él. Que ha sido siempre rencoroso por no querer correr jamás un tupido velo...
Él. Que siempre quedaba como un soso por no querer correrse una buena juerga.
Él. Que nunca nos invitó para que nada corriera de su cuenta.
Él. Que jamás meó tranquilo en el baño de un bar por no correr el cerrojo
Él. Que prefirió la frustración de que le llamarán cobarde de niño, con tal de no correr ningún peligro.
Él. Que siempre usa lapicero para que no se le corra la tinta.
Él. Que nunca quiso correr la voz ni para avisar de un peligro de muerte...
Él. Nuestro Presidente. Luis, el cabezón perseverante.

Y qué explicación nos da: ¡Que se le ha metido entre ceja y ceja!.

Y yo, sorprendido, he medido con el google earth lo que quiere que hagamos mañana (jueves, laborable, navideño) y salen 40 kilómetracos de ruta.

Y Jorge, sorprendido, no quiere dejarme solo con el monstruo y, a pesar de su lesión, quiere acompañarnos.

Y él, el muy... ha tratado de engañarnos. A mí me ha dicho que iremos corriendo y a ratillos andando, en las subidas duras... A él le ha dicho que iremos andando y a ratillos corriendo, en las bajadas fáciles...

Se encargará de comprar jamón y orejones para avituallarnos, de preparar conversaciones amenas, de distraer nuestros pensamientos tarareando pegadizas cancioncillas, de... (aprovecharemos su inusual entrega incondicional...)

Quiere que empecemos en el anejo de Valverde, llegemos a la Laguna de Peñarrolla (situada justo en el trazado de la Cañada Real Soriana), la rodeemos, visitemos las ruinas de El Martinete  (enigmática fundición del siglo XIX única en España que posteriormente fue fábrica de luz), que crucemos por el Puente de las Ovejas (construcción romana, que fue utilizado como contadero de ovejas y punto de recaudación de tributos por la Mesta) y que volvamos a la verita del Guadiana, hasta la finca de Villadiego (la del dicho de "tomar las de Villadiego") coger el tramo de carretera que une Poblete con el Puente de Alarcos (sí, Alarcos, el de la famosa Batalla), cruzarlo y regresar por un camino hasta Valverde...

Así mirado, puede estar bien...

Ya os contaré...

3 comentarios:

mayayo dijo...

Inocentada o degeneración real del pdte?

CorriendoporelCampo dijo...

Auténtica, real, verídica! La cordura del loco de nuestro presidente y, sin embargo, amigo!

cabesc dijo...

grrrrr, fusilábamos. ¿a qué hora saldréis mangurrianes?