28 jun. 2012

[Test] SUUNTO AMBIT


Ya os dijimos AQUÍ que los de SUUNTO –seguramente por error- eligieron este blog para que su último modelo, el SUUNTO AMBIT, fuera probado.

CADENA AMBIT se llama el invento: Ellos nos mandarían el aparato en cuestión y lo demás correría por nuestra cuenta. Lo probamos, lo exprimimos, decimos qué nos ha parecido y lo mandamos a otro "probador" para que haga lo mismo que nosotros. Al final, el bicho puede ser tuyo si haces un comentario con tu nombre y apellidos en esta misma entrada. Si no te queda claro, pincha otra vez AQUÍ.

Las fechas elegidas coincidirían con alguna prueba que pusiera en idem al “reloj-gps-ymás”. En nuestro caso sería el TRAIL PEÑALARA 60 KM (2.500metros D+). (Si quieres conocer nuestra experiencia, PINCHA AQUÍ).

Vaya por delante que, siendo como somos -amantes del correr por el campo y del comer y beber por dónde sea, a partes iguales y, por tanto, populares a más no poder- no pretendemos que esta prueba, test o experiencia sea de la altura de ésas que todos conocéis y a las que nosotros también recurrimos cuando queremos saber algo del material que necesitamos.

También es necesario advertir que tenemos como referencia el GARMIN FORERUNNER 405 y que, inevitablemente los vamos a comparar.

PRIMERAS IMPRESIONES

Hace unos díez días llegaba a casa un pequeño paquete con la criaturita.

Nada más verlo me pareció pequeño. Cada uno...

Pensé que faltaría algo, pero no. Todo estaba allí, colocadito, sin presión (el cinturón de frecuencia cardiaca, el cargador-conector USB, las instrucciones y una tarjetita para el S.A.T. y la garantía). A veces sacamos algo de su caja o envoltorio y no somos capaces de volver a meterlo nunca más. Esta vez no.

El reloj es bonito (éste es el modelo en negro; creo que el que tiene el bisel metálico debe ser aún más bonito). Es grande, pero no exageradamente grande. Es ligero y cómodo. El pasador de la correa tiene un  "ganchito" para que se meta en los agujeros de ésta, evitando que la misma se salga por el movimiento (¡estaría bueno que perdiéramos un reloj así!).

Por otra parte, el tamaño de la información que proporciona el reloj en pantalla es suficientemente grande como para verlo en carrera.


La banda pectoral para transmitir la frecuencia cardiaca es de un material textil muy flexible, suave y agradable al tacto. El receptor-transmisor se une a la cinta con unas pestañas que, en principio, cuesta meter y sacar. Quizá con el tiempo este sistema pueda fallar; está por ver. Una vez que ajustamos la longitud de la banda y la colocamos justo por debajo del pecho parece ser cómoda.

PRIMEROS PASOS

Lectura rápida y por encima del librito de instrucciones y ¡a cacharrear! (¿alguién lee todas las instrucciones antes?). Enseguida te das cuenta de que no es necesario ir a Salamanca para hacerlo funcionar. Su manejo es sencillo e intuitivo. Pero... ¡aquí faltan cosas! Al librito. Hay que descargarse un programa para sacarle todo el jugo, para poder configurar ciertos menús y, sobre todo, para ver el resultado gráfico pormenorizado de lo que has hecho, lo que SUUNTO llama MOVES, que nos servirán para comparar, analizar, sacar conclusiones...

La gestión de todos estos MOVES se realizará on line en la página de MOVESCOUNT. Será tu diario de entrenamiento. Tendrás que registrarte para poder utilizarlo. Además, para conectar el SUUNTO AMBIT al ordenador  necesitarás descargar el programa MOVESLINK (para descargar PINCHA AQUÍ). Su instalación es sencilla y rápida.

No es mala idea. Así se simplifican los menús del reloj, facilitando su manejo. Lo difícil o de detalle se hace en el ordenador, que siempre cuesta menos.

En definitiva, el reloj se maneja completamente desde sus propios botones, pero cierta configuración o parametrización se hace gracias a MOVESCOUNT. Lo que no sé es si esto te limita para decidir cómo y con qué programa quieres manejar tu diario de entrenamiento, es decir, si los datos recogidos son facilmente exportables o no a otros programas como, por ejemplo, SporTrack.

PRIMERAS PRUEBAS

Como el sábado de la semana de prueba me meteré 60 km de monte entre pecho y espalda no es plan de salir a correr como alma que lleva el diablo para probar el reloj. Sin embargo, tampoco es uno el paradigma de la paciencia y, sea como sea, hay que ponerlo en marcha.

Haré dos caminatas cortas entre semana para experimentar con los botones y ya tendré tiempo el sábado para pedirle cuentas al AMBIT.

La recepción de la señal del GPS es prácticamente inmediata. De hecho, estoy aún en el sofá de casa probando y detecta suficientes satélites como para realizar su función. Me dice que ya está listo. En la calle su rapidez es alucinante. El monte y los bosques de frondosos árboles tampoco suponen ningún problema.

Las pantallas que puedes ir viendo con solo pulsar un botón son muchas y, además, éstas pueden configurarse al gusto de cada uno en el área privada de movescount. No he visto -como en el GARMIN FR 405- que las pantallas puedan ir pasando solas automáticamente. No obstante, tampoco lo considero importante porque cuando miras el reloj en carrera puede ser que no veas la pantalla que quieres y cuando tienes tiempo para esperar a ver la próxima pantalla también tendrías tiempo de darle al botón. Cuestión de gustos quizá.

No tiene "virtual partner" con el que picarte, ni puedes competir contra ti mismo, comparándote con anteriores ejercicios grabados en tu reloj.

Tampoco tiene "auto pause" para que el crono se pare cuando tú te paras o cuando bajes de  un ritmo predeterminado. Esta función puede ser interesante en montaña, al hacerse normalmente paradas, aunque no tanto en asfalto (¡que váis volaos!)

Sí que tiene grado de intensidad del ejercicio que realizas y tiempo de recuperación tras él. Lo que no sé determinar es si estos parámetros son fiables o no (¿quién lo sabe?), ni tampoco en base a qué variables lo calcula (imagino que en función del tiempo, pulsaciones y datos personales como el peso). Pero tenerlo, lo tiene.

También tiene termómetro, brújula 3D y altímetro barométrico.

También es sumergible a 100 m, lo que lo convierte en una buena opción para triatletas.

¿EL RELOJ DE LOS EXPLORADORES?

Eso dice la publicidad ("Suunto Ambit, the GPS for explorers"). Sin embargo, nada más publicar el post comunicando que haríamos esta prueba, nos llegan comentarios diciéndonos lo siguiente:

     - Que no se puede cargar ni gestionar un track
     - Que solo gestiona rutas y waypoints 
     - Que no se pueden programar entrenos
     - Que en el reloj solo se puede consultar el último entreno.

Puesto en contacto con Suunto, nos comunican que esa misma semana salía la nueva versión (la 1.5, que se descarga directamente desde la web cuando  conectas el reloj al ordenador) con la que ya se pueden cargar rutas (aunque no tracks) y ver todos los entrenos en el reloj. También nos indican que más adelante podrán configurarse entrenos de series (gracias a una actualización que saldrá después de verano) y que posteriormente (no sabemos cuándo) podrán cargarse tracks.

¡Cojonudo! Pero... ¿Qué diferencia hay entre tracks, rutas, waypoints? Pregunto a Suunto, me informo en blogs, foros... ¿A que al final tengo que hacer un cursillo? Después de todo, puedo deciros, así, en profano, lo siguiente:

Un WAYPOINT es una situación geográfica determinada, un punto concreto (normalmente coincide con una fuente, un refugio...) y éstos pueden contener información (nombre, comentario, altura...) El suunto puede almacenar 100 waypoints (los mismos que el Garmin FR 405). Otros GPS (de mano) suelen almacenar hasta 500.

Una RUTA es una sucesión de waypoints unidos en un determinado orden mediante líneas rectas.

Un PUNTO DE TRACK es también una situación geográfica determinada, pero anónima. No tiene más información (ni nombre, ni icono, ni comentarios...)

Un TRACK es un trazado formado por una sucesión de puntos (sin más información), siendo éste más preciso cuanto más puntos tenga y, por tanto, más juntos estén unos de otros (porque éstos también se unen mediante líneas rectas). Para configurar un trazado preciso necesitaremos miles de puntos.

Desde el waypoint de una ruta sabremos cúal es el siguiente, en qué dirección está, a qué distancia en línea recta se encuentra, cómo se llama, pero no sabremos si hasta él hay que llegar por un sitio o por otro. Con un track podemos seguir un detallado y concreto trazado.

Bueno, después de este rollo, tengo que deciros que el SUUNTO AMBIT puede cargar hasta 100 waypoints. Por tanto, puedes crear una ruta desde movescount, cargarla al reloj y luego utilizarla. AQUÍ podéis ver un vídeo dónde se explica cómo hacerlo.

Sin embargo, no puedes crear un track, ni descargártelo (por ejemplo de wikiloc, ni de google earth...) Tampoco puedes utilizar el que ya tienes en el propio reloj por haberlo hecho antes.

Esta función es realmente importante cuando corres en montaña o haces senderismo.

Por tanto, si los exploradores son exploradores de verdad y solo necesitan un mapa y una brújula, tendrán suficiente con la del AMBIT (que dispone de brújula y altímetro barométrico), pero si los exploradores son como nosotros (de pacotilla) y solo exploran lo que antes han explorado otros o lo que, simplemente, han podido explorar antes virtualmente, no tendrán suficiente con el AMBIT. Sin embargo, podrá hacerse en un futuro gracias a una actualización de fecha desconocida (o eso nos han dicho).

A modo de ejemplo, aquí os ponemos una fotografía de google earth donde se puede ver el track del III Gran Trail de Peñalara 110 km (en rojo) y la ruta que nosotros hemos creado en movescount del Trail Peñalara 60 km (en amarillo)


LA PRUEBA DE FUEGO: El SUUNTO AMBIT en el TRAIL PEÑALARA 60 KM.

Configuré las pantallas con anterioridad. Me interesaba especialmente: 

  - Tiempo
  - Distancia
  - Ritmo (min/km)
  - Altitud
  - Metros acumulados en ascenso
  - Metros acumulados en descenso
  - Pulsaciones por minuto

En realidad, todo lo demás -teniendo en cuenta que no podía cargar un track- me importa poco o nada.

El Ambit puede configurarse en función de muchas disciplinas deportivas con la ventaja de que dependiendo del ejercicio que elijas, así serán las pantallas (y luego las gráficas) que irás viendo, con lo que éste responderá exactamente a tus expectativas.

Antes de salir coloco el modo ejercicio/carreras de montaña. El gps y el cinturón de frecuencia cardiaca se conectan (inmediatamente) y ¡¡¡ Salimos !!! . Botón de inicio.

Bloqueo el reloj para evitar problemas y, desde entonces hasta el final, no lo toco para nada, salvo para ir viendo, en cada momento, el parámetro que me interesa. Así de fácil.

Los datos paracen bastante fiables. Sin embargo, tambien parece que existe algún "descontrol" en altura y en ascenso y descenso acumulado. Quizá no he colocado los parámetros correctamente (hay varias formas de obtener tales datos).

Después de 60 km y 11 horas y 20 minutos llegué a Navacerrada de la mano muñeca de "mi" SUUNTO AMBIT. Llego tan contento que se me olvida darle al botón para finalizar el ejercicio y no me acuedo hasta unos minutos después (ya me habían puesto la medalla de finisher, me había hidratado a base de sandía y había recuperado sales gracia al riquísimo jamón que nos ofrecía la organización, me había abrazado con los colegas...) Por eso, aparece en los datos lo de 11:33 en vez de 11:20.

La batería sigue aguantando después de 11 horas y pico en funcionamiento. Según Suunto dura hasta 15 horas así. De hecho, después ha seguido funcionando (con el GPS desconectado) durante esa noche, el día siguiente... El lunes volví a cargarlo al conectarlo al ordenador para descargar el MOVE. No sé hasta cuándo habrái resistido. Esta característica es fundamental si quieres dedicarte a pruebas de cierta duración. De lo contrario te quedarás "colgado" como me pasa con el GARMIN FR 405. Después de casi tres años funcionando, la batería no me durá más de 5 horas.

También resultaría interesante saber si la batería del SUUNTO AMBIT puede ser reemplazada por el servicio técnico. Si, como en los Garmin, no es así, el aparato está condenado al cubo de la basura después de un tiempo al perder capacidad de carga y, por tanto, duración. No entiendo cómo es esto posible en un reloj de estas características (y precio). Salvo que la única razón sea la de ¡CÓMPRATE OTRO!.

Éstas son las imágines y datos más interesante obtenidos de movescount:
Ruta
Resumen de datos
Web (recorte 1)
Web (recorte 2)
Web (recorte 3)

El MOVE íntegro de la prueba alojado en MOVESCOUNT es ÉSTE 

CONCLUSIONES:

El SUUNTO AMBIT es un gran aparato que te dará información más que suficiente para que entrenes o compitas en muchas disciplinas deportivas, incluso si tu nivel es alto o profesional.

Sus datos parecen fiables y, cuanto menos, suficientes.

Su configuración es personalizable al máximo.

El rendimiento de su batería es de lo mejor del mercado y te permite entrenar y competir en ultradistancia, triatlón...

Su estética es más que acertada si la comparas con la de sus competidores (aunque esto es cuestión de gustos). Es más un reloj deportivo que un "cacharro con GPS atado a la muñeca"

Sin embargo, en contra de su propia publicidad, no será el “primer GPS completo” ni el "GPS de los exploradores" hasta que no solucionen lo de cargar/gestionar tracks.

Resulta, en definitiva, un gran compañero de entrenamiento "tope de gama" que te proporcionará multitud de datos

En mi opinión, solo puede hacerle sombra a algunos dispositos Garmin (sin que los supere), distanciándose éstos del resto de competidores por una cuestión fundamental:  el gps está integrado en el reloj y no necesitas más cacharros en el brazo, la zapatilla, la cinturilla del pantalón...

Resulta también de categoría su precio (según página oficial de Suunto, 479,99 € con cinturón de frecuencia cardiaca y 429,99 € sin él) por lo que, antes de comprarlo habría que analizar si éste se adapta a nuestro nivel de entreno/competición (sin duda, si es medio-alto) o a nuestras exigencias. Aunque si tienes pasta o quieres darte un capricho... En mi tierra dicen que por mucho trigo nunca es mal año.

Si lo que quieres es simplemente conocer la distancia recorrida, el ritmo que llevas y tus pulsaciones por minuto podrás encontrar otras opciones en el mercado (de esta marca y de otras) de precio notablemente inferior y que también se adaptan al deportista outdoor popular.

SI, después de todo esto que os hemos contado, QUERÉIS TENER UNO POR LA PATILLA, ya sabéis:

Solo tenéis que dejar un comentario en esta misma entrada con vuestro nombre y apellidos (solo para entrar en el sorteo, no queremos vuestros datos para nada). En agosto sabremos el ganador.

Si queréis saber qué piensan el resto de "probadores" visitad sus blogs.

- ABEL RECKNOLD. Ultrafondo, salud y sufrimiento
- OBJETIVO 42 KM
- RED RUNNERS
- TRAIL DE PORTUGAL
- CORRER NO ES DE COBARDES

¡¡¡Atención!!! El sorteo fue realizado el día 6 de agosto de 2012 y la agraciada ha sido ALICIA GAYETE que dejó un comentario en el blog RED RUNNERS. ¡Enhorabuena, Alicia! Y, a los demás, muchas gracias por haber participado.


26 jun. 2012

TRAIL PEÑALARA 60 KM 2012

Una cosa es que te guste correr por el campo y otra muy distinta es que sepas cuánto de largo y de duro (con perdón) quieras y puedas hacerlo.

No es igual echar un buen rato que tener que hacerlo desde la mañana a la noche.

No es lo mismo un kilómetro en llano que mil metros apuntando al cielo.

La versión a cholón -o ultra- del carrerismo campestre -o trail running- requiere una mezcla precisa de cuerpo y seso, una proporción que aún no dominamos. Por eso tuvimos que acudir al sabio spanjaard, nuestro amigo Luis Arribas.    

No lo penséis. Si vais al Trail de Peñalara, apuntaos a la de 60 km – dijo con tono de madre convencida y convincente.

Dicho y hecho. Jorge, Luis y yo seríamos ultratraileros –o ultreros- de competición durante 60 km y 2.500 metros de desnivel positivo (TP 60 km). Ramón, que se gusta más y se quiere menos, decidió conquistar 110 km a lo largo y más de 5 km a lo alto (GTP 110 km).

No quiero contar qué vimos, ni cómo corrimos, ni qué pensamos o sentimos. O sí. Lo quiero contar todo, pero no sé por dónde empezar, como cuando un niño tiene que decir qué ha hecho en el parque de atracciones o como cuando el anciano debe poner en orden los momentos más felices de su vida.

Quizá solo pueda dictar un telegrama de momentos, hacer un ejercicio de escritura automática, escuchar únicamente el lado derecho de mi cerebro.

Albergue de Peñalara: Noche cerrada y fresca. Litera de campamento juvenil. Alicatado blanco y frío. Amanecer de paté, esparadrapo y vaselina. Recuentos y olvidos. Nervios y luz.


Navacerrada: Amistad vestida de naranja. Abrazos. Autobús. Conversación de viejos amigos de antes de ayer. Consejos y enseñanzas de estilo neerlandés. Más novatos. Miguel.

Aprendiz (Quique) y Maestro (Luis Arribas)
Jorge y Luis Arroyo

Miguel
Rascafría (SALIDA): Café de baño y más bocadillo. Nano y Juan Carlos, manchegos de la infancia. Diego. Discurso consistorial con cuenta atrás. Temor ilusionante. Rampas de lados verdes cruzadas por caballos de postal norteña. Sombra verde.


De izq. a dcha.: Juan Carlos, Nano, Luis Arribas (spanjaard), Jorge, Luis Arroyo
 Puerto del Reventón (KM 12): Naranjas dulces y agua. Sonrisas voluntarias.



Cerro Morete – Puerto de los Neveros - Laguna de los Pájaros: Ramas traicioneras de flores amarillas. Descenso disfrutón. Jorge, ¡una liebre!. Del verde al blanco helado pasando por el transparente.


Claveles – Peñalara (KM 19): Máxima altura rota de granito y sudor. 360 grados impresionantes. Deliciosos dátiles.


Peñalara – Chozo Arangüez: Bajada Técnica. Verde, vacas y arroyos de cristal. Tobillo despistado que se retuerce por dormirse de gusto. Manu. Senderos. Más bajada. Más arroyos. Más disfrute.


La Granja (KM 29): Jardines y aplausos. Dos de pasta para el caballero con su aceite, su vinagre, su jamón y sus chascarrillos con los voluntarios. Aitor Leal como una bala nos dice adiós que sería finalmente un hasta pronto.


La Granja – Casa de la Pesca (KM 40): Campo de Polo ¿De Polo? ¡De Polo! Caminos de tierra ardiente. Las hijas del Pastor. Todo gratis. El rio Eresma. Campistas. Bikinis. Envidia. Bajón. Dolor de espalda. Kilómetros pétreos de los tiempos de Carolo. Acueducto. Valsaín. Aitor que lo deja todo en tiempo de record. Agua. Isotónica. Pastelito. Barrita. Más madera…


Fuenfría (KM 44): La cintilla iliotibial jorgiana. Arrastradero de tronco que te deja para el arrastre. Agua fría para resucitar cadáveres. Toboganes Schmid. Luis sigue vivo por la Casa de la Pesca. Fractura de pareja. Correr. Soledad.

Fuente de la Fuenfría sacada de espormadrid.com
Puerto de Navacerrada (KM 49): Dos bocadillos de jamón, cecina de Miguel, almendras y gominolas. Ya está hecho. Subir por última vez para bajar hasta el final. Adelantamientos que saben a gloria. Gloria a la vuelta de la esquina. Agua embalsada. Ilusión. Ficho y me quedan cinco.

Navacerrada (META, KM 60): Aplausos. Gritos de ánimo. Coches que paran para y por ti. Muchachos que chocan la mano. Carne de gallina. Cara de pavo. Finito. 11 horas y 20 minutos. Una eternidad. Un segundo. Un placer.

¡Cuánto vale lo que no tiene precio!



Ahí van tiempos oficiales de paso y total:

Más datos:

La ruta:


El perfil:

Si queréis ver la literaria visión de la prueba del maestro LUIS ARRIBAS (spanjaard) pinchad AQUÍ

Si queréis ver lo que decimos del Suunto Ambit después de haberlo probado en esta carrera pinchad AQUÍ.

20 jun. 2012

Manualidades CxC

No hace mucho tiempo que vimos una maravillosa y técnica gorra de la marca Salomon.
Vista en gadgetsparacorrer.com
¡Qué bien quedaba en aquella cabeza de aquel cuerpo hercúleo!

¡Qué pinta más buena! ¡Y qué práctica! Con un visillo por detrás, en el cogote, al más puro estilo "explorer". Para taparte bien, para no quemarse la colleja, para llevar la sesera-inferior-trasera más frejca bajo el lorenzo manchego o el madrileño o -pongámonos a soñar- el del desierto del Sáhara o el de las montañas rocosas... ¡La virgen! ¡¿cuántos soles hay?!

¿Cuál me compro? ¿La blanca? ¿La negra? ¡Negra! Esa será para correr con luna, porque negra y con sol...

En esas estaba cuando, de repente, me puse a pensar. Y al notar que ningún dolor me distraía, dije: Esto no es pensar, sino sentir. Sentiiiiiiiirrrrr. Y, sintiendo, sintiendo, sentí que el espíritu de CxC -sintiéndolo mucho- no me dejaba comprarme una de aquellas maravillosas gorras.

Y, entonces, el caprichoso espíritu de CxC empezó a poseerme (sin gustico pal cuerpo ni na, todo hay que decirlo). Fuí a decir "¿qué me pasa?" y, al hacerlo, me oí con un desconcertante acento vasco... Me sentía como el tipo ése de bricomanía, pero sin tanta herramienta.

Amigos, HOY VAMOS A HACER UNA GORRIBOINA CON VISILLO PARA EL LORENZO ESTIVAL:

Materiales:
- Una gorra (a ser posible blanca, no seáis...)
- Una camiseta (a ser posible vieja; y técnica, por lo de la evacuación del sudor; y blanca, a ver si al final...)
- Unas tijeras, aguja e hilo (el hilo, blaaaanco)
- 10 cm. de velcro (del color que queráis, no se va a ver)
- Una señora madre que sepa coser (puede cambiarse por cualquier otra persona, incluso uno mismo, siempre que sepa coser)

Pasos:
1.- Corte la manga de la camiseta por donde se une al hombro, espalda y delantero. Lo que viene siendo la propia manga.
2.- Abra la manga por la parte baja de la misma. Lo que viene siendo la costura que va por debajo del brazo a la sobaquera.
3.- Remate la parte cortada con un sencillo y práctico dobladillo de los de toda la vida.
4.- Dele la vuelta a la gorra (lo de dentro para afuera) para facilitar los siguientes pasos.
5.- Corte el velcro en cuatro trozos de unos dos centímetros de largo cada uno.
6.- Cosa (del verbe coser) los cuatro trozos de la parte suave del velcro a la gorra, haciendo coincidir dos de ellos con las dos partes más cercanas a la visera y los otros dos con las dos partes más cercanas a la abertura de atrás (sí, esa que sirve para ajustarla al chinato de cada uno)
7.- Cosa (del verbe coser) los cuatro trozos de la parte que "pincha" del velcro a la parte recta de la manga abierta, teniendo en cuenta que éstos coincidan con los que ya ha cosido en la gorra.
8.- Una (del verbo unir) los cuatro trozos suaves de velcro con los otros cuatro trozos que "pinchan" (puzzle de 2 a 3 años)
9.- Póngase el engendro en la cabeza y no se acompleje: puede ser Ud. un auténtico corricampista de campeonato si lo desea.

Y, ahora, con imágenes, para los más torpes:

1.- Cortar la manga como se indica en el esquemático dibujo
corte de manga (con perdón)

2. Abrir la manga por donde indican las flechas y hacer dobladillos para rematar. Reservar.

3. Volver del revés la gorra y coser los (4) trocitos de velcro suave como se indica en la imagen


4. Coser los 4 trocitos de velcro que pincha a la manga abierta y rematada como en la imagen
¡Ojo! que coincidan, más o menos, con la posición de los que hemos cosido en la gorra

Parecen unos calzones, pero es una manga abierta. Lo juro 

5. Unir los 4 trocitos de velcro suave con los 4 que pinchan para obtener el resultado deseado





Al final, el acento manchego volvió a mi cuerpo y el espíritu de CxC me dijo muy serio:

Este sábado te la pones en el Trail de Peñalara y si se ríen de ti, ¡TE JODES!, que para eso eres del Club CORRIENDOPORELCAMPO.

Una popular, muy popular

Hace unos días que no “posteamos” nada. Será que no hemos vivido nada interesante que contaros  (¡cómo si algo de lo que contásemos fuera interesante!). Será que estamos concentrados para lo que nos espera este sábado, 22 de junio. A Ramón el Gran Trail de Peñalara (110 km y 5.000 m. de desnivel positivo) y a nosotros (Luis, Jorge y yo) la versión rosa-lila del tema (60 km y 2.500 m. de desnivel positivo)

Pero en ocasiones pasa algo, a veces insignificante a simple vista, que nos hace darle a la tecla para compartirlo con vosotros.

Esta vez el culpable es IVÁN PALERO y la 2ª CARRERA POPULAR DE POBLETE, "MEMORIAL OSCAR SÁNCHEZ", una carrera “popular-popular” que tenía lugar el pasado domingo, día 17 de junio. 

La carreras “populares-populares”  se diferencian de las populares (así, sin más) en los medios, los premios, el número de participantes, la bolsa del corredor, el cronometraje y todos aquéllos aspectos que tan de moda están hoy y de los que, últimamente, huimos en CxC.

Todos esos aspectos son notablemente superiores (en número y tamaño) en las carreras populares. Sin embargo, las “populares-populares” ganan de largo a las otras en ilusión, esfuerzo personal y sencillez. Sin pagar un solo euro, gracias al esfuerzo de unos pocos, pasas un rato agradable corriendo en compañía de otros que, como tú, no están tan pendientes de si el recorrido mide diez metros más o menos, si has conseguido tu mejor marca personal o si la bolsa del corredor tiene una camiseta técnica con manga ranglan del color que se va a llevar esta primavera-verano.

Así que, gracias a tipos como nuestro amigo IVÁN PALERO, este domingo fuimos a una carrera popular-popular. Y no iríamos solos. También vendrían los peques. 

Antes de la carrera, al trotar por allí nos encontramos con un par de Tuercelindes (Paco y Luiskar) con los que charlamos un rato y, al poco, a Pedro, nuestro Pedro (sí, García Valdivieso). ¡Qué alegría! 

A las 10:00 comenzábamos los mayores a darle a las canillas con más calor que otra cosa, saliendo del pueblo casi de inmediato para dar dos vueltas a un circuito de caminos cercanos al cerro de Alarcos. Luis y yo empezábamos a correr como si no nos costara hasta que vimos que los dos primeros kilómetros los habíamos hecho en menos de nueve minutos. 

–“Para el carro” – dijo Luis. Y tanto que lo paró. Solo dio una vuelta y se conformó con los 5 primeros kilómetros. No se encontraba bien. Le dolían los lomos… Yo hice las dos vueltas, sudando como si me licuara y pensando en el calor de ese día, pero con la mente puesta en el que pasaremos este sábado en Peñalara.

Pero lo importante venía después: Las carreras de los peques.
Al parecer, mientras yo daba la segunda vuelta, ellos calentaban para su carrera. Lo que hubiera dado por verlos…

Calentamiento estilo "sueco"

Y llegó el “cornetazo” de Iván y empezaron a correr. Disfrutamos como ellos, como niños, viéndolos dar la vuelta al parque del pueblo siguiendo a Iván, animados por todos los que allí estábamos. Paula y Carlos correrían en la categoría de mini-chupetines (2008-2009) cogidos de la mano desde el principio hasta el final, un final apoteósico tras el que recibían su medalla de finishers y su bolsa del corredor, con agua, batido, fruta y pastel. ¡Un lujo!

No os podéis imaginar las caras al recibir las medallas, ni las babas que se nos caígan a los papis al verlos.
Carlos
Paula
Y después, Santos de la Osa Jr., llegaba tras el primer clasificado de su categoría. ¡Medalla de Plata para Santos! Y, como a todos, sin distinciones, medalla de finishers, agua, batido, fruta y pastel.
Santos, segundo de su categoría

¡Encantados!

Y para terminar, por cortesía de la organización, a la piscina del pueblo a seguir disfrutando. Los niños con el agua y nosotros con la cerveza bien fría.
¡todos contentos!

¡Gracias, Iván, por una popular tan popular!

1 jun. 2012

Götterdämmerung

La caída de los dioses. Vamos, la de Dios es Cristo. Así fue, sin paliativos, la que lié el pasado lunes embarcando a Quique en una salida por el campo. A lo largo del domingo, en casa de mis suegros, me entraron ganas de salir a correr al día siguiente, fiesta de algún tipo, durante varias horas. Esa era la idea: salir pronto y estar en movimiento todo el tiempo que nos permitiera la cuerpa. Y allí también tuve tiempo de pensar en el recorrido: empezaríamos en Peralvillo, atravesaríamos la Sierra del Perro y cruzaríamos la llanura por el Sotillo hasta llegar al Cristo del Espíritu Santo, a los pies de la temible Sierra de Malagón. Eso significaba unir en una salida dos zonas de corricampismo que habíamos frecuentado por separado, dando además satisfacción, con perdón y como siempre, al más manejantón de nuestros vocales.

Pavo y, sobre el río Bañuelos, pato
Pero vayamos por partes. El caso es que recogí a Quique a las 7:30 de la mañana y nos acercamos al Campestre, momento en el que, como siempre últimamente, me acordé de mi padre (será porque está de Erasmus) y de aquél otro que por la puerta falsa de un corral salió al campo, con grandísimo contento y alborozo de ver con cuánta facilidad había dado principio a su buen deseo. Pues eso, que salimos al campo, con las vacas y el fresquete matutino.
Camino del Quijote hacia el embalse de Gasset
Llegamos a Fernán Caballero donde se nos unió Santi durante un rato. Al poco de volverse nos encontramos con un señor que estaba trabajando por allí y que básicamente nos jodió el plan. “No crucéis por esas puertas, que habrá alguna vaca recién paría”. “Mejor cogéis el carreterín hasta allí y luego la carretera gorda hasta allá”. Total: cerca de 12 kms de carretera ardiente bajo un fokin sol de justicia. De querer morirse. Yo sólo decía “esto es muy duro, ¿eh?”. Y Quique: “pero es muy bueno para hacer callo”.
Gansos en las inmediaciones del embalse de Gasset
Pero las gallinas que entran por las que salen: en el km 20 llegamos a La Fuente, que no es el nombre de un sitio sino, precisamente, una fuente. Mucha sombra, un banco y una fuente de agua helada. Maemía. Y después de eso, cruzar la llanura manchega hasta el Cristo del Espíritu Santo (y de los Campos Verdes), donde nos esperaba una enorme jarra de cerveza y una ración de salchichón ibérico.
La maravillosa fuente de agua fresca en El Sotillo
Ya era cerca de la una cuando comenzamos la subida a la Sierra de Malagón. “No, por el camino conocido no, mejor por el que salía a la derecha, que nos ahorramos un par de kms”. “Sí, vale, ¿es éste verdad?”. “Pfff. No sé, pero ya no bajamos para luego volver a subir”. “Esto se va perdiendo”. “Me cago en Ros, por aquí no ha pasado ni Perris en 20 años”. “¿Y estas piedras?”. “Arrea, una puta pedriza”. Las dos de la tarde: no es que haga sol, es que me cago en su puta madre. Subimos la sierra haciendo equilibrios en la pedriza. “Y ahora va y se acaba”. Monte cerrado, jara hasta la cabeza, raspones en los muslos y ruido de culebras debajo del culo.

No podía hacer más calor...
Menos mal que encontramos esta senda para salir de la pedriza...
Por fin salimos del monte bajo y llegamos al cortafuegos que hay en la cresta de la Sierra. Y Luisito comprende, por fin, que le queda poco para petar de verdad, para marearse en medio de la nada más absoluta. Se lo comunico a Quique y nos comportamos de forma sensata: paramos en una sombra con algo de aire, bebo, como, bebo más. Me bebo un litro y medio de agua a traguitos pequeños parando cada cien metros. Orejones, más agua e isotónica. No es que penara, es que me creía morir.
Déjame, pajarita, por favor...
Sobre el km 30 comienzo a sentirme mejor y vuelvo a correr los tramos cuesta abajo. Hasta que los caminos y cortafuegos desaparecen y ya no puedo correr ni yo ni Killian que lo fundó. Queridos amigos: ya no se puede ir a la Sierra de Malagón. Hace mucho calor, está todo seco y se te clavan pinchos en los calcetines y en los huevos.

los huevos, os los imagináis
7 kms y varias torceduras de tobillo después llegamos a la escapatoria en la que hemos quedado con Santi para que nos recoja. Nos ha traído varios botellines de bebida isotónica de cebada para la rehidratación, pero como hemos llegado con una hora de retraso algunos se le han caído dentro de la barriga. Varios perros de la finca en la que nos recoge nos persiguen en una huída salvaje y temeraria.
¡Qué majos! los botellines, digo
Al final, casi 40 kms., cerca de siete horas de monte con paradas incluidas.

Ruta Peralvillo - Sierra de Malagón 28-05-2012
Según Quique, he aprendido que hay vida después de la pájara. Yo realmente tengo dudas de que lo que me dio fuera simplemente una pájara y no estuviera cerca de un auténtico jamacuco en sentido estricto. Perdí la cuenta de las veces que dije y pensé que al Baby TP le iban a dar mucho por el desto. Ya veremos...