17 ene. 2011

Primera BICICLETADA

No todo iba a ser correr...
Lo de la bici también nos gusta (y porque no nos han dicho que el ala delta es muy divertido). Además, había que estrenar la bici de montaña de los reyes majos.
El día era horrible. Niebla, niebla y más niebla. Y la niebla, como siempre, meona.
Empezamos a las 9:30 en casa de Jorge. Él y yo. Luis no pudo venir.
No veíamos nada, pero todo era muy bonito o, al menos, eso se intuía. Cuando te lo pasas bien... no hace falta ver.
No sé dónde fuimos, ni por dónde. Pasamos el puente de Alarcos, subimos, bajamos, subimos otro poco, volvimos a bajar, llegamos a la puerta de la finca donde curra Raquel y vuelta por donde vinimos.
Me di cuenta de que el culo tiene hueso y que mis piernas, aunque acostumbradas a correr, no conocían lo que es la bicicleta.
Solo fueron 20 kilómetros. Suficiente para abrir boca, cansar mis músculos perniles y mis huesos culeros y para querer más ya.

 
¡La semana que viene repetimos!¿Quién se apunta?

No hay comentarios: