7 jun. 2011

Qué os pasa, lebreles ¿?

Noto cierto tufillo a tristuno e incluso a filosófico en las últimas entradas. A mi no me jodais que yo no quiero estar triste y mucho menos ponerme a pensar. Si yo vuelvo un día al trabajo y me tengo que leer más penas de nadie o hacer un esfuerzo para comprender lo que algún iluminado redacta, me borro. No digo más.
Por cierto yo hoy he ido a correr y muy normal todo, sin dramas, ni citas en latín, ni nada. Nada más que subidita a Alarcos, arrodearlo por detrás (con perdón) y de vuelta para casa. 13 km de lo más normalito.

PD: ¿Esto no era de reirse? Preocupado me teneis.

3 comentarios:

Quique, Jorge y Luis dijo...

Oye Quique, éste nos está haciendo el paso ¿no crees?

Quique dijo...

Sin duda, Luis.
Ahora resulta que va a ser éste el normalito del grupo... amoscalla...!!!

Marisol dijo...

Hombre, normales, normales.... (cada uno en su estilo....) no es que seáis...
Pero ¡vamos! no digo yo que esto sea malo ¿eh?.