11 abr. 2012

¡Ay, qué será de mí!

Sí. Esto es otra divagación prescindible, casi una reiteración, un erre que erre sin sentido para todos vosotros.

Solo quiero trasladaros mi inquietud, mis miedos, mis inseguridades, mis anhelos...

Esta entrada es, por tanto, una entrada terapeútica. Dicen que las heridas del alma se curan, al menos en parte, escribiendo. Aunque yo, siendo un pobre diablo, no tengo ni alma (y dale con lo metafísico). Espero entonces que esta entrada sea paliativa, analgésica.

Tengo ciertos bultos en la parte baja del cuello... Los mismos que, desde hace días, no encuentro en la parte baja del vientre.

Y es que, como hemos dicho ya en dos ocasiones (sí, también soy un cansino; lo sabe todo el mundo) este fin de semana me voy en compañía de Luis, Jorge y Ramón a Cuenca a correr.

Si corremos, disfrutamos, sin duda. ¿Cuál es el problema entonces?

Pues que no sé si lo que voy a intentar es muy duro para mí o, lo que es lo mismo, si soy yo blando para lo que quiero correr. Y no es que sea yo como la mierda de pavo (al menos no tan blando).

A lo peor es que soy, simplemente y como diría mi prima Merce, un "enterao" y me voy a pasar de listo a listillo.

Hay dos carreras: la corta, de casi 15 km y casi 900 metros de desnivel positivo (es decir de casi un kilómetro p'arriba a lo vertical) y una larga, de casi 32 km y casi 2.000 metros de desnivel positivo.

Vamos cuatro y solo yo voy a hacer la larga. Soy un bacín, no hace falta que me lo digáis.

Me da no sé qué cuando leo por ahí (en el internáis) que la carrera larga es la más decisiva de las cuatro pruebas del calendario de la Copa de España de carreras por montaña. Además, es valedera para la Copa de Castilla la Mancha de carreras por montaña y para la Copa de Cuenca de carreras por montaña. ¡Ah! y que tiene un coeficiente de dificultad del 62 (que no sé qué es, pero asusta...)

En definitiva, esta carrera de tanta y tanta copa, debe ser una prueba del COPÓN, tanto que me tiene las gónadas reducidas a la mínima expresión.

Y si miro las páginas del tiempo me dicen que la temperatura oscilará entre 1 y 8 grados, pero que la sensación térmica será de hasta -4º; que llueve seguro y, además, aguanieve; que el viento vendrá del noroeste con velocidades de hasta 32 km/h.

Pero lo peor no es eso. Lo peor es ver los perfiles... (pinchad en ellos, si tenéis lo que hay que tener)



¡Ah! ¡y los tiempos! Si no fuera bastante con la dureza del recorrido, te dan un tiempo máximo para terminar y, además, ponen tiempos de corte y si llegas a la mitad de recorrido fuera de tiempo, te dicen: ¡Venga, chato, a tu casa, por "enterao"!


¡Ay, qué será de mí!

Ya os lo contaré... si sobrevivo

5 comentarios:

STEPHEN HAWORTH dijo...

Mi apoyo moral. El Domingo, mientras retozo en la cama, tendré un pensamiento para ti. Luego volveré a dormir.

spanjaard dijo...

Pues si. Tiene toda la pinta que os van a subir y bajar por cada canchal que encuentren, cortao, cerrillo, hoz y barranca.
Cena fuerte. Algo ayudará, digo yo.

Jorge dijo...

No te preocupes. Sabes que mientras tú sufres los rigores climáticos, cuando el dolor sea más y más insoportable, cuando parezca no haber fuerzas para más, tus compañeros de club estaremos PONIENDONOS DE CERVEZA COMO UN CHOTO CON DOS MADRES!!!

PD: Bacín.

Marisol dijo...

Ay señor.....!!!
Entonces... me dijiste que los papeles del seguro están arreglados, ¿No?.

En fin... recuerda que si te retiras no pasa nada. Paula y yo te queremos de vuelta de una pieza!!

Que se os de muy bien a todos!!!Besos!!!

CorriendoporelCampo dijo...

Gracias por todos los ánimos morales, consejos, ironías y besos! Me acordaré de vosotros para que sea más llevadero. Aunque, a lo mejor, ni sufro...